Terror frente a Chedraui

Taxista de la colonia Revolución fue acribillado cerca del estacionamiento de esa peligrosa tienda - Un comando armado le metió cuando menos 7 plomazos

CARLOS GONZALEZ ALONSO, Acayucan, Ver.- Un conocido coleguita de esta ciudad fue atacado a balazos la tarde de este martes en las inmediaciones del estacionamiento de la tienda Chedraui, que se ha convertido en los últimos meses en un sitio peligroso, pues lo mismo se dan atracos que asesinan a la gente; afortunadamente en esta ocasión el ruletero logró llegar a una clínica particular donde se debate entre la vida y la muerte.

Los hechos se dieron la tarde de este martes frente al estacionamiento del ya considerado peligroso centro comercial, cuando se encontraba parado un auto Gol, VW, color blanco y placas de circulación YKP-28-99, cuando de pronto sujetos armados se le emparejaron a una distancia de cinco metros y de inmediato accionaron sus armas cortas y largas en contra del piloto de la unidad, ante los gritos de terror de transeúntes y el rechinar de llantas de automovilistas que lo único que deseaban era salir del posible enfrentamiento armado.

che

No hubo intercambio de disparos, pues las balas sólo salieron de las armas de una camioneta cerrada supuestamente en color rojo, de donde los sujetos bajaron los cristales para disparar en contra del despistado chofer del auto particular.

Las balas rociaron prácticamente la unidad y el conductor, al sentirse herido de muerte enfiló sobre la misma calle Enríquez y doblar hacia la Rébsamen para finalmente estacionarse frente a la clínica del Doctor Cruz, siendo atendido rápidamente por los paramédicos y médicos del lugar.

coladera

RESULTO SER TAXISTA

Al tener conocimiento de los hechos, autoridades ministeriales acudieron al punto sólo para verificar datos de la persona lesionada, quien en voz de la joven señora Eudice Méndez Hernández, dijeron se llama Eduardo Méndez Hernández de 38 años de edad, de oficio taxista y con domicilio conocido en la calle Lázaro Cárdenas de la Colonia Revolución.

Sobre su estado de salud, se indicó que era delicado pues el ruletero habría recibido siete balazos en diversas partes del cuerpo, siendo cuatro en el abdomen que son las más peligrosas, dos en el brazo izquierdo y una más en el brazo derecho.

El hombre quedó internado bajo fuerte observación médica y bajo un impresionante dispositivo de seguridad por parte de elementos de la Secretaría de Marina Armada de México, del Ejército Mexicano, de la Policía Naval y de la Policía Ministerial, mientras que de parte de Seguridad Pública tardaron horas en llegar pese a que su base se encuentra a unos metros del sitio. Personal de tránsito también dispuso de varios elementos para agilizar el tráfico vehicular que fue acordonado para seguridad de los demás automovilistas.

Por otro lado, la unidad VW tipo Gol que conducía el ruletero quedó con los cristales hechos añicos e infinidad de agujeros provocados por las balas recibidas que a decir de conocedores de la materia, pudieran ser de armas cortas calibre 45 y de armas largas, contabilizándose alrededor de 20 orificios, esperando la llegada de personal de Servicios Periciales para tomar conocimiento y trasladar la unidad al corralón.

Compartir

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here