Por miedo al zika, turistas cancelan viajes a América Latina y el Caribe, incluido México

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por temor al brote de zika, que podría afectar a aproximadamente cuatro millones de personas en el transcurso del año, algunos turistas han suspendido sus viajes a América Latina y el Caribe, incluido México, donde hasta ayer se habían reportado 37 casos de personas infectadas.

De acuerdo con un despacho informativo de la agencia AP, el virus transmitido por el mosco Aedes aegypti puede causar síntomas relativamente menores, pero mucha gente se ha alarmado por un posible vínculo entre el zika y los trastornos que están registrando numerosos bebés, sobre todo en Brasil, hecho que motivó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a declarar emergencia global.

El doctor Brian Levine, de Nueva York, especializado en fertilidad, dijo que pasó “la mayor parte de la semana pasada asesorando a los pacientes sobre el virus del zika”.

“He tenido conversaciones sobre la suspensión de viajes si una mujer está embarazada, o si planea someterse a una fertiliación in vitro. Algunos maridos incluso me entregaron semen congelado porque planean viajar a una zona donde hay zika”, declaró Levine.

Entre los turistas que han suspendido viajes a países donde ha brotado el zika está una pareja neoyorquina: Mark LoCastro y su esposa, que está embarazada, suspendieron un viaje a Saint Lucia y decidieron ir a Charleston, South Carolina. Él dijo que varios amigos también están cambiando sus planes de viaje y anunciándolo en las redes sociales con el hashtag #zikafreezone.

Laura E. Lynn, quien está en el quinto mes de embarazo, canceló unas vacaciones en Playa del Carmen, México, con sus padres, su hermana y sus maridos. “No concibo tener que usar mangas largas, estar paranoica por la posibilidad de ser picada por un mosquito, sin poder relajarme”, expresó.

La agente de viajes Sandy Anderson destacó que una pareja que pensaba ir al Caribe optó en cambio por viajar a Hawai porque se sentía “incómoda” con la idea de ir a una región en la que hay un brote de zika.

“Dentro de dos semanas tenemos una boda en México y dos parejas ya han cancelado el viaje porque las mujeres están esperando bebés”, dijo Anderson, propietaria de la agencia Travel Leaders Riverdale de Coon Rapids, Minnesota, de acuerdo con la nota de AP.

El portal de la agencia incluye enlaces con la página de los Centros de Control de Enfermedades (CCE) con recomendaciones sobre el zika y se asegura de que sus clientes comprendan lo valioso que es tener un seguro que permite cancelar un viaje “por cualquier razón”.

Por su lado, varias aerolíneas estadunidenses han dicho que no aplicarán multas a las mujeres embarazadas (y en algunos casos a sus acompañantes) que cancelan viajes siguiendo recomendaciones de los CCE. Y muchas empresas que ofrecen cruceros y agencias de viajes están ofreciendo créditos para futuros viajes y permitiendo cambiar el destino a las mujeres embarazadas.

Según la aseguradora Travel Insured Internacional, ha habido un aumento de 30% en la compra de pólizas que permiten cancelar viajes “por cualquier razón”.

“Lo atribuimos al virus del zika”, dijo su portavoz Isaac Cymrot.

Ayer, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) anunció que destinará 8.5 millones de dólares para ayudar a los países de América Latina a luchar contra el virus del zika.

La directora del organismo, Carissa Etienne, aseguró que ese dinero se obtendrá a través de la solicitud a diferentes donantes y organizaciones.

De acuerdo con Etienne, hasta el momento se han destinado 850 mil dólares de los propios fondos de la OPS, pero se necesita una cantidad superior.

La directora del organismo declaró lo anterior durante una reunión extraordinaria con 14 ministros de Salud de América Latina en Montevideo para evaluar las medidas que se tomarán para enfrentar el problema del virus del zika, presente ya en 24 países de América.

El acto de apertura estuvo a cargo del ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, quien destacó la importancia del encuentro.

“Esta reunión es de relevancia, ya que una situación como la que está viviendo Latinoamérica en su conjunto por este fenómeno del virus del zika requiere de un trabajo mancomunado entre todas las naciones para enfrentar el problema”, expresó.

Al encuentro acudieron los ministros de los Estados miembros del Mercosur (Argentina, Brasil, Uruguay, Venezuela, Paraguay y Bolivia, este último en proceso de adhesión) y de algunos países de la Celac (Costa Rica, México y República Dominicana).

También asistieron jerarcas de algunos países asociados al Mercosur, como Colombia, Surinam, Perú, Chile y Ecuador.
De los 15 países que fueron convocados, sólo Guyana, asociado también a este bloque suramericano, no asistió al encuentro.

(PROCESO)

Compartir

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here