El gobierno de Trump endurece las medidas contra los inmigrantes indocumentados

El Departamento de Justicia anunció el martes que tomará medidas adicionales en los procesamientos contra los inmigrantes indocumentados, en el que es el último de una serie de pasos del gobierno de Donald Trump para hacer cumplir de manera más agresiva las leyes de inmigración.

El secretario de Justicia, Jeff Sessions, viajó a la frontera entre Estados Unidos y México en Nogales, Arizona, para hacer el anuncio ante el personal de aduanas y protección de fronteras, calificando las medidas como un movimiento contra “bandas” y “extranjeros criminales”.

Estas medidas podrían aumentar sustancialmente el número de casos presentados contra los inmigrantes indocumentados y escalar la naturaleza de los cargos que se les imputan.

Sessions también emitió una normativa para los fiscales federales encargados de los inmigrantes indocumentados, a los que pidió perseguir de manera más agresiva a las personas que entran en EE.UU. ilegalmente.

Sessions ordenó a todos los fiscales del distrito fronterizo presentar cargos criminales contra las personas que entran ilegalmente a EE.UU. y que lo hayan hecho dos veces antes, o que hayan sido acusadas de un delito menor cuando cruzaron anteriormente o que tengan otras “circunstancias agravantes”, como condenas por pertenencia a bandas.

También instruyó a los distritos fronterizos establecer directrices sobre cargos contra personas que cruzan por primera vez la frontera, pero tienen antecedentes por delitos menores.

Una manera en la que esto podría afectar de forma rápida a los inmigrantes indocumentados está en la persecución por robo de identidad o cargos por fraude, ya que a menudo utilizan documentos falsos para entrar, vivir y trabajar en EE.UU. La política no distingue entre tipos de fraude ni ofrece las circunstancias agravantes que harían los procesamientos más probables.

Tomadas en conjunto, estas medidas podrían aumentar sustancialmente el número y la gravedad de los cargos presentados contra los inmigrantes indocumentados, lo que allanaría el camino para más deportaciones y más detenciones.

Sessions es una de las principales fuerzas detrás de la política de inmigración de Trump, y fue durante mucho tiempo un defensor en el Senado de políticas de inmigración de línea dura.

Aumento de jueces

Sessions también anunció el martes que el Departamento aumentará el número de jueces de inmigración, algo que los defensores y partidarios de control inmigratorio, reconocen que aliviaría la presión sobre los tribunales de inmigración.

Uno de los principales factores que contribuyen a la política de “captura y liberación” que Trump se ha comprometido a eliminar es el largo tiempo de espera en los casos inmigratorios, que a veces es de varios años. En el gobierno anterior, los detenidos quedaban en libertad condicional durante ese tiempo, y algunos construían sus vidas en EE.UU. mientras tanto.

El aumento de jueces podría llevar los casos más rápido a través de los tribunales. Y con el endurecimiento de las políticas de detención del nuevo gobierno, también podría aliviar el hacinamiento en las instalaciones.

Sessions dijo que espera tener a 50 jueces más este año y un adicional de 75 en el próximo año.

(CNN)

Compartir

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here