¿Quién es Abdelhamid Abaaoud, el supuesto cabecilla de los ataques terroristas en París?

(CNN) – El supuesto cabecilla de los ataques en París ha estado en el radar de los funcionarios de contraterrorismo durante algún tiempo.

Se cree que Abdelhamid Abaaoud, probablemente de veintitantos años, es alguien cercano al líder de ISIS, Abu Bakr al-Baghdadi, y probablemente es el enlace entre el principal liderazgo de ISIS y los operativos de el grupo en Europa, han dicho funcionarios europeos de contraterrorismo.

Jean-Louis Bruguiere, quien solía ser el principal juez de contraterrorismo en Francia, le dijo a Jim Sciutto de CNN que los ataques contra París fueron planificados en Siria. Bruguiere dijo que Abaaoud ciertamente habría estado en contacto con Baghdadi en un ataque como este. Además, dijo Bruguiere, esto concuerda con la visión de Baghdadi de establecer el califato de ISIS y luego exportar la guerra a Occidente.

Y el periódico francés Le Monde informó el lunes que un recluta francés de ISIS que fue arrestado en agosto le dijo a los interrogadores que Abaaoud había sido uno de los altos operativos de ISIS que lo había dirigido a lanzar un ataque contra una sala de conciertos en Francia, un complot del que el recluta afirmó haberse retirado. Él le dijo a los interrogadores que estaban planificando otros ataques.

Información recopilada antes de un operativo llevado a cabo el 15 de enero en Verviers, Bélgica, sugirió que los miembros de ISIS estaban volviendo su atención hacia atacar a Occidente, y que ISIS estaba tratando de enviar reclutas europeos para enfocarse en los países europeos involucrados en los ataques aéreos en contra de la organización, según un alto funcionario estadounidense de contraterrorismo.

Abaaoud, quien en un momento vivió en Molenbeek, —donde el lunes se llevaron a cabo varias redadas— aparentemente estaba en contacto por teléfono con los tres combatientes de ISIS que fueron el objetivo de la redada de enero. En las semanas previas a la redada, las agencias de contraterrorismo belgas identificaron el origen de las llamadas en un celular en Grecia que creyeron, estaba siendo utilizado por Abaaoud, según un alto funcionario belga de contraterrorismo. Otra información recopilada sugirió que Abaaoud estaba vinculado a varios altos agentes de ISIS en Siria. Los investigadores belgas creen que los principales líderes de ISIS dirigieron a la célula para que lanzara el ataque frustrado en Bélgica, según el funcionario.

Las autoridades belgas han dicho públicamente que el ataque planificado tenía el objetivo de enfocarse en la policía belga y en estaciones de policía, pero el funcionario belga de contraterrorismo dijo que las aspiraciones probablemente eran llevar a cabo un ataque ambicioso y espectacular, y que la policía únicamente era un “blanco adicional”.

En una presunta entrevista publicada en la edición del 12 de febrero de la revista en línea de ISIS en inglés, Dabiq, Abaaoud hizo alardes de poder entrar a Europa y regresar a Siria como y cuando quisiera.

“Pude ir y regresar a Shām (el califato de ISIS) a pesar de ser perseguido por muchas agencias de inteligencia. Mi nombre y mi foto estaban por todas partes en las noticias y aun así, pude permanecer en su país natal, planificar operaciones contra ellos e irme de manera segura cuando tuve que hacerlo”, afirmó Abaaoud en la entrevista, según ISIS.

Después de unirse a ISIS en 2014, Abaaoud publicó varios videos de él mismo en las líneas de frente. En uno de ellos, se le escucha decir “no es divertido ver sangre derramada, pero de vez en cuando siento placer al ver que la sangre de los no creyentes corra porque nosotros crecimos viendo cómo la sangre de los musulmanes era esparcida en todo el mundo por televisión”.

Relato de las autoridades Belgas

El siguiente es un relato de la redada llevada a cabo en enero en Bélgica y la información pertinente en torno a Abaaoud, escrito el 13 de febrero:

Acababa de caer la noche cuando comandos belgas armados se acercaron a una residencia en Rue des Collines en Verviers, un pueblo tranquilo al este de Bélgica.

Los comandos sabían que los tres hombres que se encontraban dentro —todos sospechosos de ser veteranos belgas de ISIS que acababan de regresar de pelear en Siria— probablemente estaban armados y eran peligrosos, porque los habían puesto bajo vigilancia las 24 horas durante varias semanas, según un funcionario belga de contraterrorismo.

Las escuchas telefónicas de conversaciones y los dispositivos para realizar escuchas indicaron que los miembros de la célula —quienes habían estado bajo observación durante dos meses y todos eran del distrito de Molenbeek o sus alrededores en Bruselas— se encontraban en las últimas etapas de la preparación de un importante ataque terrorista en Bélgica, le dijo el funcionario a CNN.

Dos sospechosos de la célula se habían alojado en la residencia. Los servicios de seguridad belgas se habían enterado de que estaban usando el edificio como refugio para guardar armas automáticas y químicos a fin de hacer explosivos.

El desencadenante para los arrestos fue la llegada al refugio de un tercer veterano de ISIS sospechoso de ser el intendente del complot, quien tenía la tarea de darle apoyo logístico y proporcionarle a la célula equipo y provisiones. Los servicios de seguridad belgas querían arrestar a los tres juntos, según el funcionario, y hacer otros arrestos de sospechosos a lo largo de Bélgica.

Ellos creían que la célula tenía hasta 10 miembros.

Lo que ocurrió después, más o menos a las 5:45 p.m. el 15 de enero, fue el mayor tiroteo que los comandos belgas han experimentado desde la Segunda Guerra Mundial, captado para que el mundo lo viera con un video grabado por un residente que se encontraba cerca.

Luego de que los comandos entraran al refugio, los dos combatientes de ISIS que se habían alojado ahí tomaron a Kalashnikovos, dispararon armas automáticas y lanzaron granadas, utilizando habilidades urbanas de guerra que perfeccionaron en Siria, según el funcionario. Sin embargo, los comandos belgas pronto les dispararon hasta matarlos y detuvieron al supuesto intendente del complot luego de que saltara de una ventana.

Dentro, la policía belga descubrió armas automáticas y químicos necesarios para fabricar TATP, un explosivo que es mucho más poderoso que el que utilizaron los terroristas en la maratón de Boston. Ellos también descubrieron uniformes de la policía, lo que sugirió que los conspiradores esperaban tener acceso a sitios sensibles en Bélgica, según el alto funcionario belga de contraterrorismo. También se recuperó una cámara GoPro, lo que sugirió que la célula podría haber estado planificando filmar los ataques a manera de propaganda. La policía belga hizo 13 arrestos esa noche.

Cómo la lucha contra ISIS llegó a escala mundial

¿Quién era el objetivo de la célula?

En cuestión de horas, los funcionarios belgas anunciaron que habían frustrado un ataque terrorista inminente por parte de combatientes que habían regresado de Siria. Las autoridades belgas declararon públicamente que el objetivo de la célula supuestamente eran oficiales y estaciones de policía.

Los servicios de seguridad belgas habían escuchado conversaciones en las que los miembros de la célula discutían matar a policías, según el alto funcionario belga de contraterrorismo. Sin embargo, el funcionario le dijo a CNN que los investigadores creen que el grupo había planificado un ataque mucho más ambicioso y espectacular, y que la policía era solo un “blanco adicional”. El funcionario dijo que aún no conocen el objetivo u objetivos principales de la célula, pero esperan averiguarlo. La sede de instituciones de la Unión Europea y la OTAN se encuentran en Bruselas.

Más adelante, las autoridades belgas identificaron a los dos atacantes muertos como Sofiane Amghar y Khalid Ben Larbi, y al presunto intendente del complot como Marouane El Bali.

El Bali fue acusado de “participación en una organización terrorista, posesión de explosivos con la intención de cometer un ataque terrorista y posesión prohibida de armas”. El alto funcionario belga de contraterrorismo dijo que El Bali era “como una máquina” para equipar a la célula con las provisiones que necesitaban para llevar a cabo el ataque. Cuando los comandos belgas entraron, él aún estaba buscando una máquina de hielo para que el explosivo TATP que el grupo quería fabricar pudiera ser enfriado y transportado, según el funcionario. “El TATP es muy inestable y explotaría de otra manera”, dijo el funcionario.

El abogado de El Bali, Didier De Quévy, le dijo a CNN que su cliente había negado tener algo que ver con el terrorismo, y que El Bali se encontraba en el apartamento en Verviers para llevarle un par de zapatos a su amigo. Dijo que El Bali saltó por la ventana porque el apartamento se estaba incendiando. El funcionario belga le dijo a CNN que El Bali se ha negado a hablar con los investigadores.

El Bali y otras dos personas acusadas de delitos terroristas en el complot permanecen detenidas.

Un argelino de 33 años que fue extraditado a Bélgica luego de ser arrestado en Grecia también fue acusado de delitos terroristas en relación con el complot. El alto funcionario de contraterrorismo le dijo a CNN que el argelino tenía conexiones con la célula en Bélgica.

Conexión con Abdelhamid Abaaoud

Los dos pistoleros que murieron y El Bali estaban en comunicación por teléfono con un supuesto agente belga de ISIS llamado Abelhamid Abaaoud, un ciudadano belga-marroquí de 27 años de edad, de Molenbeek, Bélgica. Los investigadores belgas creyeron que él era en cabecilla de la célula y el enlace con los principales líderes de ISIS en Siria, según el alto miembro belga de contraterrorismo. Por razones de seguridad, los miembros de la célula tenían un sistema elaborado para hacer llamadas telefónicas y usaban un lenguaje en clave. El argelino extraditado a Bélgica también tenía vínculos con Abaaoud, según el funcionario.

En las semanas antes de que se frustrara el complot, las agencias de contraterrorismo belgas identificaron el origen de las llamadas en un celular en Grecia que creyeron, estaba siendo utilizado por Abaaoud, según el funcionario. Otra información recopilada indicó que Abaaoud estaba vinculado con varios agentes de alto nivel de ISIS en Siria. Los investigadores creen que los principales líderes de ISIS dirigieron a la célula para que lanzara el ataque en Bélgica, según el funcionario.

Los belgas llevaron a agencias de inteligencia de Estados Unidos, entre ellas la CIA, para que trataran de ubicar el celular en Grecia, pero ni los estadounidenses ni la policía griega pudieron ubicar a Abaaoud, según el funcionario.

El 12 de febrero, ISIS afirmó en una nueva declaración en su revista en línea Dabiq en inglés que Abbaaoud había regresado a salvo a Siria, y el grupo terrorista publicó varias fotos de él. En una foto tomada en algún punto en 2014 en Siria, Abaaoud aparecía de pie junto a los dos hombres que ISIS afirmó, eran los pistoleros asesinados en el operativo en Verviers. Ellos los identificaron como “Abuz-Zubayr al-Baljīkī (Khâlid), y Abu Khalid Al-Baljīkī (Sufyān)”.

El funcionario de contraterrorismo belga le confirmó a CNN que la fotografía efectivamente mostraba a los hombres que fueron asesinados en el operativo en enero: Khalid Ben Larbi y Sofiane Amghar.

En una presunta sesión de preguntas y respuestas con la revista Dabiq, Abaaoud afirmó que él había viajado a Bélgica con los dos pistoleros. Los investigadores belgas están escépticos de esa afirmación y no tienen evidencia que sugiera que pudo llegar a Bélgica.

Sin embargo, el funcionario belga de contraterrorismo dijo que ya ha pasado mucho tiempo desde que vieron a Abaaoud por última vez, y es posible que él regresara a Siria desde Grecia.

“Pude salir y regresar a Shām a pesar de ser perseguido por muchas agencias de inteligencia. Mi nombre y foto estaba por todas partes en las noticias; sin embargo, pude quedarme en su país natal, planificar operaciones en contra de ellos y salir de manera segura cuando hacerlo fue necesario”, afirmó Abaaoud en la sesión de preguntas y respuestas, según ISIS.

El viaje para unirse a ISIS

Se cree que Abaaoud se unió a ISIS en Siria a principios de 2014 después de viajar desde Bélgica, según Guy Van Vlierden, el editor de “emmejihad”, un blog sobre los combatientes extranjeros belgas. En algún punto, su hermano menor, de 13 años, se le unió ahí, y se convirtió en el yihadista belga más joven en Siria. Según Vlierden, Abaaoud desarrolló vínculos con una brigada de ISIS en Libia llamada Al-Battar. En Siria, Abaaoud llegó a ser conocido por los nombres de combate Abou Omar al Soussi y Abu Omar al Belgiki.

Después de unirse a ISIS en 2014, Abaaoud publicó varios videos de él mismo en las líneas de frente. En uno de ellos, se le escucha decir “no es divertido ver sangre derramada, pero de vez en cuando siento placer al ver que la sangre de los no creyentes corra porque nosotros crecimos viendo cómo la sangre de los musulmanes era esparcida en todo el mundo por televisión”.

En marzo de 2014, los archivos de fotos y videos en uno de los celulares de Abaaoud fueron obtenidos por el periodista Etienne Huver de fuentes en un campo de refugiados sirios en la frontera con Turquía. En un informe que Huver publicó para el canal de noticias belga RTBF, Abaaoud aparece conduciendo un auto que arrastra los cuerpos de combatientes del Ejército Libre Sirio.

En la revista Dabiq, Abaaoud reconoció que “un hermano había tomado video de algunos de nosotros antes de una batalla, pero perdió su cámara y está más adelante fue vendida por un murtadd (un musulmán caído) a un periodista occidental”.

La familia de Abaaoud en Bélgica le dijo a los medios belgas que, después de no tener noticias suyas luego de que viajara a Siria, ellos recibieron las noticias en octubre de que había muerto en combate. Los funcionarios belgas de contraterrorismo creen que él fingió su propia muerte para que pudiera viajar con más facilidad a Europa para coordinar el complot.

Las agencias de inteligencia creen que el complot belga indica que ISIS se está enfocando en atacar a Occidente, según un alto funcionario europeo de contraterrorismo.

La inteligencia sugiere que el grupo busca enviar a reclutas europeos a dirigir operaciones en contra de los países europeos involucrados en los ataques aéreos en su contra, según el funcionario. El Reino Unido, Francia, Holanda, Dinamarca y Bélgica están llevando a cabo ataques aéreos en contra de posiciones de ISIS en Iraq. Más de 750 extremistas europeos han regresado a Europa después de unirse a grupos yihadistas en Siria e Iraq, de acuerdo con cálculos oficiales. El funcionario belga dijo que Bélgica enfrentaba una amenaza terrorista sin precedentes con una preocupación significativa de que los combatientes que regresan de Siria, o los lobos solitarios inspirados por ISIS podrían estar planificando ataques.

A principios de febrero, el senador James Risch, un republicano por Idaho y miembro del Comité Especial del Senado sobre Inteligencia, le dijo a Wolf Blitzer de CNN que la información sugería que ISIS “estaba superando lo aspiracional” cuando de planificar ataques en contra de Europa y Estados Unidos se trata.

Compartir

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here