Trump pide 4 mil 100 mdd al Capitolio para iniciar la construcción del muro

WASHINGTON (apro) – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, solicitó al Congreso federal cuatro mil 100 millones de dólares para iniciar la construcción del muro en la frontera sur, con lo que hizo a un lado su promesa de que México financiara la edificación del proyecto.

Como parte del presupuesto para el Departamento de Seguridad Interior, de un paquete de 30 mil millones de dólares para defensa y seguridad fronteriza, Trump propone al Capitolio comenzar la construcción del muro en la frontera con México con un fondo de mil 500 millones de dólares para el año fiscal en curso, que inició el pasado 1 de octubre y termina el próximo 30 de septiembre.

Para el año fiscal 2018 que arranca el 1 de octubre de 2017, el presidente de Estados Unidos solicitó al Congreso un presupuesto de dos mil 600 millones de dólares para continuar el plan de amurallar la frontera sur con México.

Mick Mulvaney, director de la Oficina Presupuestal de la Casa Blanca, informó durante una teleconferencia de prensa que los mil 500 millones de dólares son el cálculo total de gastos que piensan hacer en la edificación del muro en el año fiscal 2017.

La Casa Blanca indicó que por el momento “no saben” cuántos kilómetros de muro se construirán con este presupuesto, ni el lugar preciso donde se edificará.

De los tres mil 180 kilómetros que mide la frontera entre Estados Unidos y México, de 1994 a la fecha el gobierno estadunidense ha levantado vallas de metal, bardas móviles y fijas a lo largo de mil 50 kilómetros de la línea limítrofe.

Mulvaney admitió en la rueda de prensa que la Casa Blanca no sabe cuáles serán las características del muro que desea construir en los más de dos mil kilómetros de la frontera con México donde no hay valla o barda fija.

“No hemos definido donde vamos a comenzar la construcción”, aceptó el director de la Oficina Presupuestal de la Casa Blanca.

En el Departamento de Seguridad Interior se está desarrollando el proceso de licitación para la construcción del muro fronterizo.

La dependencia a cargo del general John Kelly, está revisando la petición de más de 500 empresas que quieran adueñarse del jugoso contrato para amurallar la frontera con México.

El Departamento de Seguridad Interior informó que desde el pasado 15 de marzo analiza las peticiones de contrato, sin embargo no ha revelado las características del muro.

Durante su campaña presidencial primero y ahora como mandatario, Trump insiste en que quiere “un muro hermoso” en la frontera con México.

En la orden ejecutiva que firmó el pasado 25 de enero para endurecer las políticas migratorias de su gobierno, Trump especificó que el muro de la frontera sur debe contar con la tecnología más avanzada, como sensores, cámaras de video y fotográficas de largo alcance, y alumbrado, y caminos de acceso a lo largo de la infraestructura para que los agentes de la Patrulla Fronteriza lo puedan recorrer y acceder con facilidad.

“Los fondos (mil 500 millones de dólares) son para un par de proyectos piloto, con distintos tipos de barreras en diferentes lugares, mientras intentamos encontrar los costos más eficientes para una protección fronteriza rápida y más afectiva”, explicó Mulvaney en la teleconferencia de prensa.

Discusión en el Capitolio

En el Congreso, donde se tiene que aprobar, modificar o rechazar el presupuesto de Trump para el muro fronterizo, existe una fuerte oposición al proyecto precisamente porque consideran que el mandatario desconoce la realidad de la frontera con México.

La orografía de la región limítrofe implica el diseño de distintos tipos de barreras o muros en la frontera sur de los estados de Arizona, California, Nuevo México y Texas.

Trump ha prometido que con el muro fronterizo detendrá el flujo de la inmigración indocumentada y de drogas hacia Estados Unidos, pero en el Capitolio el liderazgo demócrata encabezado por el senador por el estado de Nueva York, Chuck Schumer, considera un gasto inútil e impopular al proyecto limítrofe.

Esta semana el liderazgo demócrata advirtió a la mayoría representativa de los republicanos en el Capitolio, que bloquearían el proyecto presupuestal del presidente si incluía fondos para el muro en la frontera con México a costa de recortes de gastos a agencias federales dedicadas a la protección de la seguridad interior y la lucha contra el terrorismo.

“Los mil 500 millones de dólares nos permitirán comenzar el programa (de la construcción del muro), presentamos un prepuesto adicional de dos mil 600 millones de dólares para el año fiscal de 2018”, apuntó Mulvaney.

La Oficina Presupuestal de la Casa Blanca asentó que el próximo mes de mayo, cuando calculan que el Capitolio les apruebe todo lo solicitado para la edificación del muro fronterizo, comenzarán a dar “proyecciones sobre un plan de 10 años”, para amurallar la línea limítrofe con México.

En el prepuesto de Trump enviado al Capitolio no hay una sola mención de que la construcción del muro será financiado por México.

Como parte del presupuesto del Departamento de Seguridad Interior, para el cual Trump pide dos mil 600 millones de dólares más para el año fiscal 2018, está el apartado para la contratación de 15 mil agentes más de la Patrulla Fronteriza, y de mil más para Aduanas y Protección Fronteriza cuyo costo calculó la Casa Blanca en 314 millones de dólares.

(PROCESO)

Compartir

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here