Ahora en Oluta: ¡Muerto junto a su perro!

Era un venerable anciano que vivía solo en la colonia Los Laureles. ¿No hay autoridades asistenciales que se encarguen de tipo de personas?

CARLOS GONZALEZ ALONSO, Villa Oluta, Ver.- Tal  como sucediera con el ancianito indigente que murió solo y acompañado de su fiel “solovino” en el barrio Zapotal de la ciudad de Acayucan, este domingo por la mañana fue encontrado el cuerpo de un anciano en la colonia Los Laureles de esta población; al parecer llevaba varias horas muerto pues vecinos indicaron haberlo visto el sábado por la mañana todavía con vida.

Serían las siete y media de la mañana, cuando al domicilio del anciano Venancio Pérez Aguirre, de 66 años de edad, sito en la prolongación de la calle Emiliano Zapata de la colonia Los Laureles, acudió su primo Severiano Pérez Ponciano, para invitarlo a desayunar a su casa, pero al no contestarle nadie se metió hasta la humilde casita que habitaba el anciano, encontrándolo tirado, muerto, en el suelo de la cocina.

De acuerdo a los datos aportados por vecinos y su mismo familiar, el anciano Venancio Pérez Aguirre vivía solo en su casita de la colonia antes mencionada y se dedicaba a hacer trabajitos de jardinería o de limpieza en donde era solicitado, por lo que les extrañó no verlo el sábado en la calle, como siempre lo hacía.

El cuerpo del anciano se encontraba tirado en el suelo, muerto, boca arriba y junto a él su fiel mascota, una perra llamada “muñeca” que al igual que “solovino” con don Santos en Acayucan, no permitía que nadie se acercara al cuerpo hasta que fue corrida del lugar para que se hiciera el levantamiento del cuerpo para su traslado al servicio médico forense y su traslado al Servicio Médico Forense de la ciudad de Acayucan.

Compartir

Dejar una respuesta