¡Torturado, ejecutado y enterrado!

El cuerpo apareció en el rancho “El Azufre” de Sayula de Alemán. Todo indica que se trata de Tony Cruz Arroyo del barrio Zapotal.

CARLOS GONZALEZ ALONSO, Sayula de Alemán, Ver.- El propietario del rancho “El Azufre” se llevó desagradable sorpresa al recorrer sus terrenos y encontrar la tierra removida en una parte del mismo, dando parte a las autoridades policiacas quienes descubrieron que se trataba de una fosa clandestina, encontrando en su interior el cuerpo de un hombre robusto, ejecutado de un balazo en la frente, presentando además posibles huellas de tortura en el cuerpo.

El hallazgo lo realizó el dueño del rancho “El Azufre”, Vicente Hernández Martínez, con domicilio en el barrio Canapa de Sayula de Alemán; el rancho se encuentra ubicado en el tramo carretero que lleva de la cabecera municipal hacia la comunidad de Almagres, perteneciente a este municipio.

Sobre el hallazgo mencionó que recorría su parcela cuando vio la tierra removida debajo de un arbolito de naranjas, extrañándose porque en dicho lugar no había hecho excavaciones; pensando lo peor dio aviso a la policía municipal que arribó al punto para verificar, notando que la tierra estaba removida en un área de un metro y medio cuadrados, llamando a su vez a personal especializado de la Fiscalía General de Justicia.

Minutos más tarde llegó al lugar el auxiliar de Servicios Periciales y elementos de la Policía Ministerial, procediendo a verificar la forma de la excavación y después con toda la precaución posible, con un pala metálica comenzaron a hacer su trabajo, descubriendo primeramente la mano de un ser humano, haciendo su trabajo ahora sí con más cuidado.

Media hora después descubrieron las piernas de un hombre y otra media hora después descubrieron totalmente el cuerpo de quien era un hombre robusto, vestido únicamente con un short y una playera, sucias ya por la tierra.

Con ayuda de personal de Funerales Osorio e Hijos, procedieron a desenterrar completamente el cuerpo, que al ser colocado sobre tierra al aire libre se notó que éste medía aproximadamente un metro con ochenta centímetros y bastante robusto, pesando poco más de cien kilogramos, vestido solo con un short y una playera ya sucia por la tierra que le echaron encima.

Luego de los estudios correspondientes se encontró que el hombre tenía huellas de posible tortura en la espalda así como el tiro de gracia en la frente, suponiendo que lo mataron en ese lugar.

Horas más tarde, el cuerpo fue identificado como el de Tony Arroyo Cruz, de 38 años de edad y con domicilio conocido en el barrio Zapotal, mismo que habría sido levantado por un comando armado la tarde del pasado martes en el cruce de las calles Hilario C. Salas y Benito Barriovero del barrio San Diego.

El cuerpo fue trasladado al Servicio Médico Forense para la necrocirugía de rigor y posteriormente ser entregado a sus familiares para darle cristiana sepultura.

Compartir

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here