“Chuchín” está bien atorado

Papelitos hablan: es el responsable de la deuda millonaria que tiene el Ayuntamiento con varios ex empleados. Pobre María Luisa, le va a dejar un municipio saqueado y con una gran deuda.

OLUTA, VER.- Aunque con argucias legaloides y de manera irresponsable, incluso vulnerando las garantías individuales de un grupo de ex empleados olutecos, el alcalde de Oluta Jesús Manuel Garduza Salcedo se ha negado a cumplir con lo ordenado por el Tribunal de Conciliación y Arbitraje. Además, de manera ridícula se quiere desligar del problema que él mismo dejó crecer en su primer periodo como presidente municipal.

Como se dio a conocer de manera exclusiva en el diario el Mañanero en le edición del lunes pasado, en base a documentos del expediente laboral 526/2007, el alcalde oluteco “Chuchín” Garduza ha sido requerido hasta en 9 ocasiones para que liquida el laudo laboral a favor de una decena de ex empleados municipales.

“Chuchín” Garduza, de manera sistemática, se ha negado a cumplir con ese mandato judicial; por ellos, las autoridades laborales ya lo han requerido de diversas maneras, incluso con multas económicas, de las cuales la más reciente es para todos los ediles del Ayuntamiento que encabeza por un monto de 500 salarios mínimos.

Evidencia de la irresponsabilidad del alcalde oluteco, es que incluso el Tribunal Laboral ha recurrido a otras instancias; ante ellos, se sabe que se ordenó al Cabildo oluteco sesionar para solicitar al Congreso del Estado la autorización para el pago de dicho laudo, pero como “Chuchín” Garduza no convocó a sesión en los primeros días del mes de agosto, ya se dio aviso a las autoridades estatales.

Para intentar desligarse del problema en que metió al Ayuntamiento de Oluta, “Chuchín” Garduza declaró en días pasados que él no creó ese problema laboral, señalando que fue credo por Fernando Kuri cuando este fue alcalde, pero los documentos ponen en evidencia lo contrario.

Los empleados  que hicieron la demanda laboral, fueron despedidos por el Ayuntamiento en el mes de septiembre del año 2007, cuando el alcalde era el profesor Ricardo Alemán Garduza, que ya estaba en sus últimos  meses de administración. Cronológicamente, la demanda se corrió a la administración 2008-2010  que presidió el panista “Chuchín” Garduza, quien desde entonces enfrenta ese problema laboral y se ha negado a pagar a los ex empleados.

Cada día que pasa el problema legal en que está metido el Ayuntamiento se agrava, ya que al negarse “Chuchín” Garduza a pagar, la deuda por más de 3 millones de pesos la recibirá la administración que presidirá la contadora María Luisa Prieto Duncan, quien podría recibir una administración con deuda millonaria, con bienes y cuentas embargadas.

Compartir

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here