“Chuchín mataperros”

Alcalde de Oluta confirma su desprecio por los animales: protegió a un empleado que se ensañó con una mascotita. La dueña del animal casi hace una protesta en el palacio; les llevó al animal muerto y les gritó: “ahí está mi perrito, cómanselo…”. El paramédico “Pirata” también mostró su “sensibilidad”: negó atención a un niño. Ojo don Ricardo y Ciriaco Prieto: ¿con ese personal va a trabajar la contadora María Luisa?.

Julián Carrera, OLUTA, VER.-  Chuchín Garduza ya se cansó de gobernar. Su corazón–diría el grupo “Bronco”—ya es muy duro, es como piedra que no siente nada, como espino que queda clavada…

Ya se ha documentado que el gobierno panista de “Chuchín” Garduza es el más cuestionado de la zona sur por las recomendaciones que le han hecho los organismos defensores de los derechos humanos: una por la muerte de un deportista de apellido Duncan y otra por el maltrato a un detenido. También hay constancia de que durante su gobierno la defensa de los animales es más que letra muerta. La tierra de las jugosas jícamas chorrea sangre: igual matan a personas y a los animales.

LA TRISTE HISTORIA DE BODY…

“Body” era un perrito de la raza Cocker que igual alegraba la vida de sus dueños y de sus vecinos en las calles del centro del pueblo. Lo veían alegre por el rumbo de la Gutiérrez Zamora y Nicolás Bravo.

Ayer acompañó a uno de sus amos al edificio del DIF  que se encuentra en la calle Benito Juárez, a unos pasitos del palacio.  Ahí fue víctima de la brutalidad humana…fue víctima de un bruto chofer del departamento de Obras Públicas del Ayuntamiento que preside “Chuchín” Garduza. El troglodita,  identificado como César Cortés Melchor — un ex policía y ex taxista metido a funcionario municipal panista—lo atropelló y le repasó las llantas traseras en el cuerpo de “Body”. La asesina fue la camioneta verde de batea que utilizan en el departamento de Obras Públicas.

El animalito se aferraba a la vida y se mantuvo vivo unos minutos. Finalmente dijo adiós a su vida de peros tras una perra muerte.

HUYE EL COBARDE…

Como seguramente lo hubiera hecho si se tratara de un niño, el  empleado municipal César Cortés Melchor –hermano de la secretaria del Ayuntamiento, Rosalba de los mismos apellidos— huyó en la camioneta oficial y se fue a esconder a la oficina de la Comisión Municipal del Deporte. Aquel bravote  y bigotudo ex policía parecía niño escondiéndose bajo las faldas (perdón, pantalones) del conocido “Juanchi”.

Hasta ahí llegó: se la apareció el diablo con falsas, o sea, la dueña del perrito, y lo puso como lazo de cochino. La dueña de la mascota le recordó al empleado municipal a doña “Foncha” Melchor –la progenitora del atropellador de perros— y luego le dijo:

“Ya mataste a mi perro…ahí lo tiene, cómetelo…”. El animalito que minuto antes movía la colita, estaba ya muerto.

Pero antes de morir, “Body” sufrió: en los estertores de la muerte, buscando aire para seguir en esta perra vida, atacó a mordidas al hijo de su dueña. Causó varias heridas a un menor de edad, porque aunque sea una vida de perros, quería vivirla.

EL PARAMÉDICO “PIRATA”…

No se sabe si al director de Protección Civil de Oluta le dicen “Pirata” porque sea su clave o porque en realidad sí sea un paramédico “pirata”, sin documentos oficiales que lo avalen como tal. Pero  demostró que es puro “pancho”, porque a veces sin que se lo pidan anda “prestando auxilio” en municipios como Acayucan, sin embargo, ayer se negó a prestar auxilio al menor que había sido mordido por el perro que agonizaba; dijo que “no tenía ni elementos ni  material; entonces no se entiende por qué normalmente anda de escandaloso por las calles con la sirena abierta; hace como si el mundo se estuviera acabando cuando va a la “atención” de algún desmayado.

Si quiere que la gente le deje de decir “Pirata”, que demuestre con documentos en qué academia estudió, dónde recibió instrucción formal de primeros auxilios; mientras que los olutecos no se dejen revisar ni inyectar por este salvaje….a  menos que demuestre, repetimos, dónde estudió.

OJO MI “CONTA”…

Hay rumores fuertes de que la alcaldesa electa María Luisa Prieto Duncan ya se está saliendo del huacal, que ya no hace caso a las recomendaciones de “Chuchín” Garduza. Esa es buena señal.

Ya tiene el expediente del “mataperros” César Cortés y ya sabe que al “Pirata” le dicen así porque en realidad no tiene estudios certificados como paramédico.

Ella es dama de buenos modales y de mejor educación: que en su administración sí se respeten los derechos humanos y que sí se defienda a los perros.

Porque por brutos empleados municipales, “Body” ya descansa en paz.

Posdata:

Para los olutecos que creían que el gobierno de “Chuchín” Garduza iba hacer de puertas abiertas, les informamos que el alcalde sólo atendía los lunes y que ya ni contesta las llamadas de sus ciudadanos. Ayer a las 13: 54 horas le llegó un mensaje de Whats App a su número telefónico, de la dueña del animalito pidiéndole ayuda, pero obviamente no contestó. Ya ni escucha a su pueblo.

Compartir

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here