Lunes trágico en el Hospital de Oluta

La tarde de ayer murieron dos damas y un bebé. Una de las mujeres había tomado veneno: era de San Juan.

CARLOS GONZALEZ ALONSO, Acayucan, Ver.- Intenso movimiento se vio la tarde de este lunes en las afueras del área de urgencias del hospital regional Oluta-Acayucan, pues en un lapso de una hora aproximadamente, tres pacientes llegaron aunque lamentablemente por la gravedad de su estado de salud ya los médicos nada pudieron hacer y las tres personas murieron.

El primer caso se dio alrededor de las cuatro de la tarde, cuando los médicos fueron informados del arribo de una paciente identificada como María de los Ángeles Martínez de 65 años de edad, aproximadamente y con domicilio en la calle Porfirio Díaz de la colonia Morelos, misma que fue llevada al agravarse su estado de salud de un momento a otro, falleciendo lamentablemente al arribo al nosocomio.

Media hora más tarde se notificó de la llegada de una dama identificada con el nombre de Ofelia Santiago López, de 45 años de edad, con domicilio conocido en la calle Abasolo S/N del barrio San Miguel en la comunidad de Villa Juanita, perteneciente al municipio de San Juan Evangelista y de acuerdo a los datos aportados por su esposo Pascasio Rivas Palma, la señora habría ingerido veneno al parecer accidentalmente.

Rápidamente la señora fue trasladada a bordo de una ambulancia de dicho municipio hacia el nosocomio pero ya los médicos no pudieron hacer nada también, indicando que el efecto del veneno fue de manera rápida al haber sido ingerido en gran cantidad o por el tiempo de atención médica.

Finalmente, se tuvo conocimiento del fallecimiento de un bebé de aproximadamente diez días de nacido, mismo que de acuerdo a los datos aportados por su madre, la joven Areli Hernández González, de la calle Independencia en el barrio Zapotal, su hijito comenzó a tener problemas para respirar, por lo que como pudo se subió a un taxi y lo trasladó al hospital donde también llegó sin vida.

De los tres casos, sólo en dos tomó conocimiento personal de Servicios Periciales, siendo éstos el de la señora que ingirió veneno y el bebé muerto por presunta asfixia, siendo trasladados los cuerpos al Servicio Médico Forense para practicarles la necrocirugía de rigor.

Compartir

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here