#Desde el Sur: Ex empleado de “Chuchín en Oluta, acusado de corrupto

Es Francisco Ríos Delfín quien era asesor jurídico del Ayuntamiento. Da mal servicio y pide “mochada” en el Registro Civil de Minatitlán.

Guillermo Gutiérrez Arias, Minatitlán, Ver. Presumiendo una estrecha amistad con el gobernador del estado, Miguel Ángel Yunes Linares, el oficial del Registro Civil de Minatitlán, licenciado Francisco Ríos Delfín, comete una serie de abusos en contra de los usuarios, de los empleados y les pone hasta “calificativos”.

A las pocas semanas de haber asumido la responsabilidad como oficial del Registro Civil, las quejas por parte de los usuarios empezaron a llegar a las oficinas del Ayuntamiento, por pedirse en el RC dinero por realizar un trámite, además de ser atendidos de una manera déspota.

Las quejas llegaron a la ciudad de Xalapa a la Dirección General del Registro Civil, pero no se han investigado y Ríos Delfín presume estar “bien con el gobernador y por lo mismo no le van hacer nada”.

Llegó con la política de darle la espalda a la corrupción, de un mejor trato a los ciudadanos que acuden a realizar trámites de los servicios que se proporcionan en la institución. Sin embargo, las buenas intenciones quedaron en eso.

Hay quejas de ciudadanos que han tenido que aportar un dinero “extra” por un servicio. Sintiéndose gobierno “poderoso” pone trabas a los empleados del Ayuntamiento que se ven en la necesidad de un trámite. Sólo porque el gobierno estatal es PAN-PRD y el Ayuntamiento es PRI, cuando esto debería de ser factor para cuidar más las formas de su actuar.

La soberbia es tal, que a los hombres del campo, que en otras ocasiones se les daba un servicio más rápido en la atención de sus problemas por venir de tan lejos, ahora, les aplican la política de cansancio, además de exigirles “el pago de los servicios”.

Ríos Delfín tiene múltiples quejas en la ciudad de Xalapa y en el Ayuntamiento de Minatitlán, que deben de ser investigadas, para combatir la “corrupción” que tanto ha pregonado el gobierno del cambio, el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares.

De cuatro funcionarios que hay en ésta ciudad en dependencias estatales, dos han entendido la política de trabajo diferente y su actuar al servicio de los sectores y ciudadanos que le corresponden, lo hacen bien y con eficiencia.

En otra dependencia que la llamaron la “caja chica del PRI y agencia de colocaciones” ahora, lo es, pero del gobierno del PAN-PRD.

Mientras que en el Registro Civil, donde la inconformidad crece como una “bola de nieve” se dan cada vez más vicios propiciados, alentados, motivados, impulsados y solapados por el oficial.

La situación es tan seria y un “secreto a voces” que cuando se reúnen los funcionarios Panistas que ocupan los cargos en las dependencias de ésta ciudad, hay comentarios tan desagradables como “la gente no piensa que tenemos que comer”, como si no tuvieran un salario de parte del gobierno estatal.

A Ríos Delfín sus propios compañeros lo mal ven por este actuar irresponsable, los comentarios vulgares hacia los usuarios del Registro Civil y la actitud prepotente con que se conduce.

Es cierto que al actual Ayuntamiento ya no le interesa atender y canalizar las quejas en contra del Registro Civil, porque ya se van, además de que la regidora de la comisión, nunca le puso la atención y la importancia que le correspondía, pero eso no es motivo para que se incrementen los abusos en la dependencia.

Entonces, ¿Cuál cambio? Los mismos vicios, pero con diferentes personajes. Para qué pregonar, gritar, ofrecer y prometer cambios en la administración pública, si los actores, al llegar al cargo, no cumplen y son peores que los anteriores.

Despotrican en contra de la corrupción y están dentro de ella, la alientan y la llevan a cabo. Para qué ofrecer al pueblo de Veracruz y Minatitlán un cambio en la administración, en los servicios, en la atención a la ciudadanía, si no lo cumplen.

La realidad es que lo que tanto criticaron antes de ser gobierno, ahora que lo son, hacen lo mismo Se quieren llenar los bolsillos de dinero mediante acciones fuera de la ley y abusos en contra del ciudadano.

Lo triste es que no haya una dependencia que verdaderamente le dé seguimiento a las quejas en contra de los servidores públicos del Gobierno del Cambio, que sean sancionados y destituidos de los cargos. Deben pregonar con el ejemplo.

Que haya un verdadero cambio, porque los veracruzanos votaron por el PAN-PRD por estar cansados de tanta corrupción e impunidad en las dependencias de los gobiernos priístas, no porque verdaderamente fueran honestos.

Ahora se vive la misma situación en el gobierno del PAN-PRD. De lo que estamos seguros que el malestar de los ciudadanos, sin duda alguna, se reflejará en el 2018, cuando “le cobren la factura a quien ofreció y no cumplió”.

Hasta la Próxima, Primero Dios. (Tomado de Enlace 212.com.mx).

EL DATO:
Francisco Ríos Delfín se desempeñó como asesor jurídico del Ayuntamiento de Oluta en los tres primeros años de la administración de Jesús Manuel Garduza Salcedo.

Compartir

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here