¡El Aguacatillo sigue en alerta máxima!

CARLOS GONZALEZ ALONSO, San Juan Evangelista, Ver.- Luego de cuatro días de estar sin energía eléctrica y sin agua entubada, pobladores de la comunidad de El Aguacatillo están a punto de rebelarse primero ante sus autoridades municipales encabezadas por Abel Vázquez González y después en contra de la planta Sílice del Istmo, porque ni uno ni otro les han hecho caso en torno al grave problema que vienen enfrentando por el derrumbe de una parte de la planta de agua de oxidación, que arrastró miles y miles de toneladas de lodo.

Como se dio a conocer de manera oportuna, la comunidad de El Aguacatillo, perteneciente al municipio de San Juan Evangelista, luego del sismo de la semana pasada, quedó parcialmente incomunicada, pues la presa de la empresa Sílice del Istmo  se desbordó ocasionando graves daños a la ecología y sobre todo a la salud de dicha comunidad, pues se quedaron sin energía eléctrica y por ende sin agua entubada.

Los lugareños se manifestaron este sábado en la planta para que les resolvieran el problema ocasionado por la falta de mantenimiento a la presa, y aunque fueron atendidos por el gerente general de la misma y por mandos superiores de la Comisión Federal de Electricidad, hasta este domingo no habían tenido respuesta positiva a sus peticiones.

El problema es que ni su alcalde Abel Vázquez González se ha preocupado por ayudarlos, por lo que serán ellos mismos quienes busquen solución al grave problema que enfrentan y hoy lunes tomarán otras medidas en caso de que la empresa y la CFE no les resuelva el problema que ellos mismos ocasionaron.

Compartir

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here