Rescate de Pemex por 73 mil 500 mdp

Ciudad de México. El gobierno federal anunció el rescate financiero para resolver la liquidez de Petróleos Mexicanos (Pemex) por 73 mil 500 millones de pesos en dos partes: a partir del 15 de abril se hará una aportación por 26 mil 500 millones, más una “facilidad” a la petrolera por 47 mil millones de pesos para el pago de pensiones y jubilaciones durante este año.

Para recibir este apoyo, anunció el subsecretario de Ingresos de la Secretaría de Hacienda, Miguel Messmacher Linartas, se condicionó a que Pemex se comprometa a reducir su pasivo circulante por el monto de la ayuda.

Las medidas de apoyo planteados para la empresa productiva del Estado, tanto en efectivo como por el impacto de la mejora del régimen fiscal, alcanzarán un monto de 123 mil 500 millones de pesos, puntualizó el funcionario.

Con la ayuda, dijo Messmacher Linartas en una plática con reporteros, “hay Pemex para rato. Pemex enfrenta una serie de problemas de liquidez, no de solvencia, derivado de la profunda caída en los precios internacionales del crudo. Pero para recibir el apoyo debe seguir trabajando para ser más eficiente en este escenario de precios bajos”.

Para las finanzas del gobierno, el apoyo no tendrá impacto, “es neutro” y no presiona las finanzas públicas. “El gobierno federal no es quien tiene un problema de liquidez”.

El plan gubernamental para sacar adelante a la petrolera mexicana consiste en tres estrategias fundamentales: la primera, una aportación de 26 mil 500 millones de pesos generados por el “espacio” presupuestal conseguido por el “ajuste preventivo” de febrero pasado por 30 mil millones; más 50 mil millones que se habían autorizado en diciembre pasado para el pago de pensiones de los trabajadores de Pemex; estos recursos se pretendía fueran utilizados en varias entregas, pero podrán ser usados en su totalidad este mismo año. Los recursos para el pago de pensiones podrían aumentar una vez que concluyan los trabajos actuariales para determinar los pasivos laborales que tiene la empresa.

En paralelo, continuó explicando Messmacher Linartas, la Secretaría de Hacienda autorizó modificaciones al régimen fiscal de Pemex que podrán traducirse en una disminución por alrededor de 50 mil millones de pesos en el pago de impuestos de la petrolera.

“La reducción del pasivo circulante se reflejará en un mayor gasto y un deterioro de los requerimientos financieros del sector público (RFSP). Sin embargo, se estima que el efecto conjunto del remanente de operación del Banco de México (239 mil millones de pesos) y las medidas de apoyo a Pemex mejorarán ese concepto en 2016”, puntualizó el subsecretario de Ingresos.

(LA JORNADA)

Compartir

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here