¡ALERTA ACAYUCAN!

A la comunidad estudiantil; a los padres de familia

Angel Gabriel Fernández.- (1) El sur de Veracruz vive momentos de angustia, de miedo, de zozobra: ayer mataron a balazo al alcalde electo de Hidalgotitlán, Santana Cruz Bahena, quien en algún tiempo fue vecino del barrio Cuarto de Oluta y fue empleado administrativo de la delegación de Seguridad Pública del Estado en Acayucan.

En ese recuento de daños y tragedias, se sabe que cuando menos dos acayuqueños en estos momentos están privados de su libertad, secuestrados, y hay incluso el temor de que se les haya hecho un daño mayor.  El pasado día 28 de septiembre, a un alumno de la Universidad del Golfo de México campus Acayucan, Carlos Vicencio Rodríguez Pasos, fue asesinado sin misericordia. El día domingo 5 de noviembre, en la colonia Salvador Allende de Acayucan fueron asesinados tres jóvenes, entre ellos uno que la mañana de ese mismo día había jugado como portero una excelente final de futbol.

Los días 7 u 19 de septiembre pasado, a unos días de que  iniciara el ciclo escolar, hubo dos grandes sismos que causaron mucho daño en Veracruz y en todo el País, provocando incluso que decenas de estudiantes hasta la fecha tengan que recibir  clases en lugares improvisados porque sus escuelas sufrieron daños estructurales.

Estamos, sinceramente, en caso de emergencia por causas naturales y por la maldad humana: es decir, por la inseguridad en las calles.

¡Y ustedes, sí ustedes, planeando paralizar labores en una escuela de nivel medio superior… en estos momentos en que la cultura y la educación son el único camino de sacar a México y a Veracruz de este bache, Ustedes pretenden suspender clases y posesionarse de un templo del saber!

Sí se puede, pero no se vale.

(2)

Para hoy, estaba anunciada la toma de la escuela de bachilleres más tradicional y antigua de la ciudad de Acayucan: la Prepa Acayucan cuyo nombre oficial ahora son la sigla EBAO.

Ojalá no ocurra, ojalá sólo quede en una amenaza y no se lleve a cabo.

Si no ocurre, alumnos y padres demostrarán sentido común.

Pero si finalmente sí se lleva a cabo el movimiento anunciado, demostrarán que no le interesa la educación.

(3)

Cuando quien esto escribe cursó la preparatoria, el director del plantel, profesor Joel Vargas Cruz (por cierto, columnista de lujo de diario el Mañanero) resolvía la situación ante la ausencia de algún profesor. El autor de varios libros sobre educación y política, dejaba su oficina de la dirección y acudía a  los salones a dar clases de filosofía, ética y hasta de inglés. Las clases no se paralizaban ni los chamacos tenían el pretexto para andar de “porros”.

La psicóloga y conferencista colombiana Cecilia Betancourt en su libro “Mañana será otro día”, dice que los problemas de adultos deben resolverse entre adulto; en este caso, si hay una polémica entre la Dirección de la  Pepa Acayucan y la Sociedad de Padres de Familia, que la resuelvan ellos, los adultos, pero que no involucren a los estudiantes ni se suspendan clases en estos momentos difíciles.  La misma profesionista aseguraba que “todo pasa”, nada es permanente en la vida; si los adultos tienen diferencias, seguramente las resolverán y mañana será otro día y todos habrán de terminar felices y a los abrazos hasta en la propia cafetería del plantel…Pero si los alumnos se involucran y pierden clases, estas seguramente ya no se recuperarán porque se acercan las fiestas de Navidad y Fin de Año.

Mi escritor de cabecera, Gabriel García Márquez, en una entrevista con la televisión española dijo que el narcotráfico y la violencia en su País se iban a terminar sólo con educación y cultura. Un joven que lee, estudia y escribe, no anda pensando en conseguir una moto, una pistola y convertirse en sicario. Los políticos acostumbran a decir que en México urgen más becarios, no más sicarios.

En Costa Rica, un presidente de la República, José Figuerez, logró transformar al País con educación. En lugar de mandar un Ejército armado a combatir a los malandros, mandó un ejército de profesores a enseñar, los alumnos no andaban involucrándose en paros de labores ni los profesores andaban de “grilleros” azuzando a la chamacada.

(4)

Siempre he dicho que no me caen bien ni los profesores, ni los brujos, ni los pastores, ni los taxistas. Pero hay excepciones; respeto mucho al profesor Joel Vargas, también al Maestro Fernández Melchor y son mis amigas las profesores Ana María Condado y Florencia Martínez Rivera, además de que en un tiempo la compañera Esperanza Arias Rodríguez, licenciada en comunicación, tuvo actividad docente; y por supuesto, le tengo afecto a la Maestra Marina Martínez Martínez de la UV campus Acayucan, a quien conocí en la secundaria y en la preparatoria pero pues ella sí se preparó y yo terminé de policía.

Pero sinceramente, al profesor José Manuel Salgado, director de la Prepa Acayucan, lo medio vi y no tiene cara de rata ni de mujeriego y a su esposa la profesora Elizabeth Carmona no le vi cara de represora.

(5)

Ojalá no haya paro en la Prepa Acayucan. Todo tiene solución.

A los alumnos deben asesorarlos no para volverse rebeldes, sino para que estudien mucho y se superen. Deben tener un buen Maestro o Maestra de Filosofía y ética: deben recomendarles leer “El Mundo de Sofía” de Jostein Gaarder; deben leer los Diálogos de Platón, “Así Hablaba Zaratustra”  de Nietzsche, “La Crítica de la Razón Pura” de Kant. “El Príncipe” de Maquiavelo o cuando menos “Filosofía para Principiantes” de Rius, con dibujitos para que no se aburran. Si no los encuentran en las bibliotecas, los tengo en mi librero particular.

¡Pero estudien!; si no son inteligentes, cuando menos sean razonables.

El paro no es buena opción.

Compartir

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here