BAJO SOSPECHA…

Angel Gabriel Fernández.-   (1)

Una serie española de televisión denominada “Bajo sospecha” trata de  casos policiacos resueltos de manera espectacular y eficaz en la Madre Patria. Pero en tono irónico, los mismos policías españoles de mofan de los atrasos que tienen ante policías de Francia y de otros países europeos.

Con cuerpos policiacos bien entrenados, con agentes educados, bien uniformados, bien armados, con agentes que se infiltran para obtener información precisa para combatir desde adentro de sus mismas células a los delincuentes, con un departamento de policía científica a la mano…con todo eso y sobre todo con voluntad, los países europeos no están en manos de la delincuencia.

Pero estamos en Veracruz…

Estamos en Acayucan…

Aquí roban, matan, secuestran y ocurre todo lo inimaginable y pocas veces se detiene a los responsables. En todas partes del mundo hay delincuencia, pero en Veracruz lo que hay es impunidad.

La policía ni puede ni quiere, ya sea por miedo o por complicidad.

    (2) 

Aquí casi todos los días atracan en los estacionamientos de los centros comerciales. Las familias que van de compras a Chedraui o a Soriana en Acayucan y Oluta respectivamente, ya saben que pueden ser víctimas de un arrebatón de dinero o de que les roben su coche.

Ocurren los atracos ante la mirada de todos, incluso ante las cámaras de “vigilancia”; todos se dan cuenta…menos la policía.

En el colmo de los colmos, hace meses de la calle Manuel Acuña, afuera de Súper Ahorros, se llevaron un cajero automático completito; lo arrancaron de cuajo, ante las mudas cámaras de vigilancia.

  (3)

Lo que pasa en Acayucan es que el sistema de cámaras no es bien controlado o bien manejado. Cuando ocurre un delito como el violento atraco de ayer en Chedraui y que terminó con una persecución a balazos por el barrio Villalta, los policías investigadores deben tener acceso inmediato al sistema de cámaras de Chedraui y a los del C-4 en Cosoleacaque, para poder rastrear a los maleantes y perseguirlos. Pero rara vez recurren  a las cámaras o de plano no les dan acceso a los sistemas.

Un empresario hotelero coloco cámaras de vigilancia en las inmediaciones de su negocio, las cuales abarcan casi media cuadra en pleno centro. Pero se sabe que la señal de video es enviada a una central a la ciudad de México y posteriormente las imágenes son regresadas, cuando se pueden a la ciudad de Acayucan.

    (4)

Por los hechos ocurridos ayer en Chedraui y que causaron el terror en todo el barrio Villalta, era de suponerse que al lugar donde cayeron los motociclistas que iban huyendo tras atracar al empresario, llegarían decenas de peritos para recopilar huellas digitales en la moto y compararlas con una base de datos para ver si los rateros tienen antecedentes; o con las huellas en el cargador de 9 milímetros los identificaban; o  yendo más allá en la investigación con los casquillos que se encontraron tras ser disparada el arma, tratarían de ubicar la pistola y verificar si ya la habían utilizado para otro tipo de delito.

Con el zapato que dejaron los maleantes, anduvieran buscando indicios de dónde pudiera estar el otro zapato para hacer el par y ubicar al maleante; con  la gorra que dejaron en el lugar de los hechos, buscas cabellos y extraer el  ADN para llevarlo a una base de datos e identificar a alguno de los maleantes.

Con los restos de la moto, verificar a dónde la compraron o a quién pertenece. Revisando las cámaras que hay en Chedraui y en otras calles de la ciudad, checar la ruta que siguió la moto y el coche que lo escoltaba; ampliar las imágenes de los rostros de los maleantes y a partir de ellos elaborar retratos hablados y distribuirlos por toda la región para detenerlos y evitar que sigan cometiendo atracos sangrientos.

Pero estamos en Veracruz….

Estamos en Acayucan….

Aquí los peritos hacen como que toman huellas y seguramente ni reactivos traen; se dedican a regañar a las víctimas y a los curiosos y a contaminar, ellos sí, la escena del crimen. Son abusivos, prepotentes, ignorantes y además todos los investigadores se la pasan pidiendo dinero “para la gasolina”.

 

Los amigos de las policías preventivas, llámense Secretaría de Seguridad Pública o Policía Naval, llegan –como ocurrió ayer- media hora tarde al lugar de los hechos; en lugar de cerrar calles y armar operativos para que los maleantes no escapen, llegan de ridículos con una libretita para “tomar datos”. La mayoría de las veces los policías preventivos no terminaron la primaria y en sus reportes escriben “cajón” con “g”. Al final de sus reportes todo “son novedad” o “desconozco”.

  (5)

No hay en Veracruz ni en Acayucan, un eficaz departamento de Policía Científica donde se recaben duellas, datos, voces, documentos o pruebas de ADN. Cuando hay mujeres violadas o agredidas por algún psicópata, no le revisan las uñas para extraerle restos de piel del agresor y así identificarlo mediante exámenes y bases de datos.

Aquí no se ve que revisen artículos como carteras, bolsos, prendas de vestir en busca de huellas.

Aquí los amigos de la Policía Investigadora—un saludo para mi comandante y amigo Rafael Razcón Medina, jefe de detectives en Acayucan—resuelve los casos a “cantonazos”, a la antigüita.

  (6)

Hace 25 años me espanté cuando constante que los moteles y hoteles tenían la obligación de enviar todos los días al cuartel de policía, una lista con los nombres de los huéspedes que llegaban; ya fueran a quedarse toda la noche o a un “rapidín” de menos de tres horas. Daban nombres, placas de los automóviles y otros datos. Así se evitaron muchos delitos.

Hace 20 años en Acayucan había un cuerpo policial llamado SEPROBAN, que se dedicaban exclusivamente a recorrer las instituciones bancarias; nunca atracaron un  banco ni había tanto “arrebatones” de maletines o pacazos.

Mientras no haya una policía capacitada, con todos los avances técnicos y científicos; mientras predomina la impunidad, seguiremos viendo casos como el de ayer en Acayucan, donde un empresario puso en riesgo su vida en defensa de su patrimonio. Se tuvo que armar de valor y perseguir él a los maleantes, porque la policía ni los persiguió ni los detuvo.

Mientras todo eso siga ocurriendo, todos estamos “Bajo Sospecha”.

Compartir

1 Comentario

  1. Tienes muchisima razon, y comparto tu opinión, es una verdadera realidad todo esto, Ni las Autoridades Policiacas Federales, Estatatales y mucho menos Municipales hacen nada, nada mas se andan paseando por todo Acayucan.
    Lo pero es que ni las Autoridades de todo Veracruz hacen NADA, es una verguenza ver al Presidente Marco Antonio Martinez, retratandose donde esta boteando para la CRUZ ROJA en lugar de donarles equipos medicos, ambulancia con todo el dinero que se ha robado sobre todo el dinero de las Infraestructura.

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here