INSEGURIDAD: de Veracruz para el mundo

Angel Gabriel Fernández.- (1) El hombre con su familia salió de las pampas argentinas; decidió recorrer en automóvil el continente americano; quizá quiso revivir la aventura del “Che” Guevara que recorrió varios país en motocicleta.

Dejó aquellas tierras donde se idolatra a Diego Armando Maradona y al Boca Juniors…pero tuvo que pasar por México, en concreto por los tramos carreteros del sureste de Veracruz. Lo que no le ocurrió en otros países, le ocurrió en territorio acayuqueño: lo asaltaron y le robaron.

–“Che”, boludos”, debió haber sido su expresión.

(2)

La misma mala suerte han tenido chilenos, cubanos, hondureños y por supuesto veracruzanos y mexicanos. Es un “obsequio” de Acayucan, Veracruz, para el resto del mundo.

Hay estadísticas de que un tramo de la autopista La Tinaja-Cosoleacaque es el más peligroso del sureste. Está en territorio acayuqueño, entre las comunidades Dehesa y Cuadra I. Piña.

Se trata del tramo del kilómetro 180 al 184, cerca de donde está un puente. Son apenas 8 kilómetros de distancia de la caseta de  cobro en Sayula hacia ese punto rojo. Ya todos le llaman “la zona de asaltos”, aunque a últimas fechas ya rondan constantemente por esa zona patrullas de la Policía Estatal y de la SSP.

(3)

Se han recopilado historias de terror por la inseguridad en esa zona. Ha habido baleados, linchados y muertos. Pocos automovilistas se han salvado a su paso por ese tramo.

Unos relatos:

A una familia extranjera la atracaron y le robaron un iPod; como se trataba de una familia acomodada y dada a la tecnología, por medio de otro iPod detectaron que el aparato estaba entre el monte cerca de la comunidad Dehesa.

A un turista mexicano que pasaba por los temibles kilómetros 180-184, lo atracaron y le robaron unos costosos tenis “Jordan” de la Nike. Nadie investigó, pero hubiera sido fácil detectar esas prendas entre las comunidades de Tierra Colorada y Dehesa solamente organizando un torneo de basquetbol: al ladrón o a quien poseyera los caros tenis,  seguramente le hubiera ganado la tentación y no podría resistir exhibirlos en una cancha de los pueblos.

Hubo otros viajeros que corrieron con peor suerte: a un agente de ventas de  “Sabritas” le pegaron un balazo en un brazo: a otro hombre que viajaba en un autobús de turismo le pagaron un balazo en la cabeza y murió. Un policía federal que en sus días de vacaciones transitaba por ese tramo, también fue atracado

Los salteadores de caminos huyen fácilmente entre el monte; para lograr que los camiones pesados se detengan, utiliza palos y piedras: y se sabe que en el colmo del atrevimiento, en unas ocasiones se disfrazaban de bandereros, con casacas fluorescentes, instalando incluso conos y se ponían a  hacer señales: pero era para asaltar.

Se ha informado incluso de atracos masivos; la semana pasada informaron que cuando menos a 10 automovilistas atracaron en un ratito.

(4)

En los peores días de terror, se habló de un delincuente al que incluso volvieron célebre y mítico: le decían “El Cabañas”. La gente de Cuadra I. Piña y Dehesa lo miraban incluso como al Robín Hood; dicen que lo veían tomar y alocarse en los pueblos pero que le tenían miedo o respeto o ambas cosas. Algunos le atribuían “pacto con el diablo” porque lograba escaparse a grandes redadas de tolas las corporaciones, incluso del Ejército y de la  Marina.

Cuando “El Cabañas” cayó preso el día 2 de octubre del 2014 fue  noticia policiaca estatal. El célebre asaltante  murió solo y enfermo el día 16 de enero del 2017 en una cama del Hospital de Oluta.

Los atracadores tienen sus “centros de operación”. Hay unos que han sido famosos en el sur de Veracruz. En la zona de Soconusco “El Roy” fue el terror a finales de los 80´s. En el barrio San Diego de Acayucan al jefe de una banda que atracaba en esa zona le decían “El Napo” En todo el sur de Veracruz, en tiempos de la Revolución hubo un famoso bandido al que apodaban “Santanón”.

Los bandidos también tienen su espacio en la literatura: Manuel Payno escribió el libro “Los Bandidos del Río Frío”; en San Juan de Ulúa estuvo preso el famoso “Chucho el Roto” y hace dos décadas hubo un ladrón de bancos al que llamaron “el enemigo público número 1” y qué decir de las historias de “El Mocha orejas” Daniel Arizmendi.

Cuando transite por la autopista, tenga mucho cuidado cerca del puente citado; el sitio peligroso son los carriles de venida, es decir, de Isla hacia Sayula.

A las autoridades hay que recomendarles que dupliquen esfuerzos para que ese tramo en la región  ni siendo el más famoso por sus atraco.

Compartir

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here