LÍNEA PRIVADA

“COCHINITO, COCHINITO, OING OING”… Una vez más queda constatado que los dichos o refranes son el extracto de la sabiduría ancestral y popular y que no se equivocan. Hay uno muy recurrente que dice: “Dios los hace y el diablo los junta”; pero hay otro que dice: “Dime como quién andas y te diré quién eres”, y para rematar también es conocido aquel que dice: “El que con lobos se junta a aullar aprende”. Es conocido a nivel estatal el asunto que involucra al candidato de la alianza PAN-PRD a gobernador del Estado en casos de pederastía, o sea que le gustaban las niñas o que confundía y pervertía aquella frase bíblica que dice “dejad que los niños vengan a mí”. Ahora resulta que en la misma alianza PAN-PRD hay militantes en impulsores que tienen los mismos gustos. Uno de ellos es Martín Garduza Linares, quien la noche del miércoles se inventó un atentado para ver si así levanta el “rating” de su candidata que dicho sea de paso está muy ojona para “Paloma”. Este sujeto que lamentablemente deambula por las aulas escolares ya que se dice profesor, tiene antecedentes de acoso sexual contra menores estudiantes e incluso contra compañeras de su profesión. Es uno de los tantos parásitos o zánganos del sistema que ha vivido del erario público; Martín Garduza Linares (por cierto tocayo de apellido del pederasta mayor) ha trabajado en varias administraciones municipales.

“TORPE QUE NO TIENES AGALLAS, QUE DICES MENTIRAS BARATAS… LLENO DE PATRAÑAS, UNA ARAÑA, LAUCHA, CUCARACHA, VICHO, SANGUIJUELA, NO FUISTE A LA ESCUELA, ESCORIA TRICOCÉFALO, UNA LACRA”… Como les iba diciendo Martín Garduza Linares ha sido un parásito del magisterio, protegido lamentablemente por el sindicato del mismo, pero de su sucio historial hay constancia; por decencia no ponemos a dar su versión a las estudiantes acosadas. Una de sus últimas “hazañas” es que cuando estuvo en la casa de la cultura al inicio de la presente administración municipal, provocó la salida de una profesora de danza porque la acosaba sexualmente. Martín Garduza es un cochinón, dijera el que cabecea las notas policiacas, y seguramente en alguna ocasión ha sido víctima de agresiones, pero estas no han sido por sus creencias políticas ni siquiera por su ideología magisterial; algún padre de familia o algún marido ofendido seguramente ha pensado pegarle sus trompadas, porque su historial sí es motivo suficiente para que algún ciudadano le intente cobrar violentamente por sus actitudes perversas.

“POBRE LEÑA DE PIRUL QUE NO SIRVES NI PA´ARDER”… En expedientes de juicios laborales hay también constancia de la ambición de Martín Garduza Linares, pues cuando ha sido despedido por sus actitudes perversas de algunos puestos oficiales, ha tenido la desfachatez de demandar a los ayuntamientos. O sea todavía quieren que le paguen por andar con sus cochinadas en las oficinas públicas. Por cuestión lógica habría que recomendarle a Martín Garduza Linares  que si es tanta su líbido o su calentura con su sueldo de profesor ahorre sus 100 o 150 pesos semanales y se instale ahí en la esquina de las calles Bravo y Victoria, porque ahí si va a encontrar mercancía sexual disponible. Ronda por ahí una suripanta panzona y chimuela que seguramente le va a quitar las ganas, pero que deje de acosar a alumnas o a profesoras como lo hizo con la de la Casa de la Cultura.

“ME ENTERE QUE TE SIENTES AUTOBÚS DE PRIMERO Y QUE VIAJAS A DIARIO LLENO DE PASAJERAS. VEO QUE NO HAN DESCUBIERTO QUE ESTÁN LISAS TUS LLANTAS QUE SI VAS DE SUBIDA, TU MOTOR YA NO AGUANTA  QUE TE FALLAN LOS FRENOS CUANDO VAS DE BAJADA QUE PARECE QUE CORRES PERO NO AVANZAS NADA”… Este sujeto debe preocuparse por probables denuncias penales por acoso sexual, no porque lo acosen por ser “supuesto” operador político, porque seguramente no gana ni en su cuadra ni en su manzana, porque no creemos que algún ciudadano que quiera el cambio político le confíe a sus hijas, hermanas, primas o vecinas para impulsar el voto o para cuidar casillas.

Compartir

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here