LÍNEA PRIVADA | AMARILLO NO ME PONGO, AMARILLO ES MI COLOR

[wp_ad_camp_1]

AMARILLO NO ME PONGO, AMARILLO ES MI COLOR: Ocurrió el sábado en el campo de futbol de el Vivero: se desarrollaba un partido de la categoría Más 40; el  famoso “Gabi Burro”, compadre del alcalde de Oluta “Chuchín” Garduza,  habló con sinceridad cuando llegó el ingeniero Juan Carlos Cázares, popularmente conocido como “Chabelo”. Dijo palabras más, palabras menos: “aquí está el próximo alcalde de Oluta”. El que cambió de color fue el “secregato” Sabinín Mora, quien en esos momentos sentía que se le iba la candidatura del PAN a la presidencia municipal. Hay que recordar que “Chabelo” fue candidato del PAN en el año 2010, pero ahora ya no congenia con los “panuchos” y podría dar la sorpresa y ser abanderado por otro y otros partidos, pero es un hecho que ya no van por el PAN. A ver si por ese resbalón no sale despedido de la administración el famoso “Gabi Burro”. Pero es que es que también es un hecho que a Sabinín no lo quieren como candidato, porque sería pan comido, “out por regla” dirían los beisbolistas; a Sabinín le gana hasta Dieguito el que estaba en los baños públicos.

CUIDADO CON LA BRONCA: Pero esto apenas comienza; mientras Sabinín corre vuela y se acelera y la Tesorera ya se siente Margaret Tatcher o cuando menos Rigoberta Menchú, les puede brincar la liebre; mejor dicho, les puede ganar la carrera una potra zaina; sería “La Bronca” oluteca, por la libre, sin juntarse con los “panuchos” que se están llenando los bolsillos. Esperemos.

[wp_ad_camp_2]

QUÉ ME CUENTAS A MÍ: El senador Héctor Yunes Landa ha de creer que Acayucan es tierra de conquista; ha de creer que aquí los perros se amarran con longaniza y no se la comen. Dicen que anda moviendo sus piezas para colocar a sus allegados en el Comité Regional Campesino de la CNC; el hombre quiere tener a su equipo en puestos claves para la contienda por la gubernatura, por si se la dan aunque sea a oler. ¿Pero saben quién o quiénes son los de su equipo? Ahí les va: uno es Max Figueroa, aquel que fue alcalde en el trienio 1992-1994 y que tuvo que salir huyendo porque le comprobaron desvío de recursos o peculado. Ha sido de los alcaldes más deshonestos que ha tenido Acayucan. Otro de su equipo es Micky Facundo, quien como candidato del PRI perdió las elecciones en 1994. Lo peor, es que este grupito quiere lanzar para el Comité Regional Campesino a Wilka Aché, a quien seguramente van a utilizar, a manipular. Una cosa es que sea terrateniente o cañera de élite, y otra que quiera dirigir a los campesinos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here