LÍNEA PRIVADA: Cuitláhuac le hace “fuchi” a la prensa:

(Round 1)-Julián CARRERA.- ESTOY VIVIENDO EN LA SIERRA/ PENSANDO QUE NO ME ENCUENTREN/ PORQUE ME SIGUEN LAS LEYES COMO ACUALQUIER DELINCUENTE/ POR HABER ESCRITO EN LA PRENSA LAS MAÑAS DE UN PRESIDENTE…..El libro “Los Presidentes” del extinto Julio Scherer García. Narra la relación, muchas veces malas, entre algunos Presidentes de  la República con los representantes de algunos medios de comunicación; en concreto, el fundador de la revista “Proceso” narraba cómo había sido su relación con mandatarios como Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría Álvarez. En una ocasión –se narra en el libro–, Díaz Ordaz le dijo al periodista que le iba a “meter la v…”, a lo que Scherer le contestó: “Señor Presidente: si utilizamos la fuerza, creo que sí me va a meter la “esa cosa”, pero si utilizamos la inteligencia y al razón, yo soy el que le va a meter la esa.

Otro capítulo de cómo a veces el poder pretende que la prensa se le doblegue ocurrió con la misma revista “Proceso”: el noticiero de Televisa con Joaquín López Dóriga una noche anunció que un reportero de esa revista había recibido dinero del narcotráfico; la empresa televisiva ha sido siempre defensora del sistema de gobierno en turno. La reacción del medio impreso fue la esperada: en su siguiente edición publicó la fotografía de López Dóriga saludando, haciendo reverencia, agachando la cabeza, al presidente de la República el panista Felipe Calderón, con una cabeza que decía: “A sus órdenes, señor”.

PERTO SÍ YO YA SABIA QUE TODO ESO PASARÍA, CÓMO DIABLOS FUI A CAER….A Cuatro meses de que inicie la administración municipal del perredista Cuitláhuac Condado Escamilla en Acayucan, hay pésimas noticias para los medios de comunicación: se vislumbra una relación poco cordial, tirante, poco afectuosa. Eso en nada le serviría a Acayucan, porque como dijera el escritor veracruzano Sergio Pitol en un prólogo que hizo a los libros que edita la Universidad Veracruzana “una sociedad que no lee o poco informada, sin libros y la agregamos que sin prensa escrita) es seguramente una sociedad muda y ciega que camina sin rumbo”. Si en Acayucan llegó el “gobierno del cambio” que tanto se anunció a nivel estatal, autoridades y sociedad deben estar unidos y los mejores intermediarios serían los medios de de comunicación, porque va a ser un poco difícil o casi imposible que Cuitláhuac Condado vaya dando a conocer sus obras y acciones de boca en boca o casa por casa, aunque es bien sabido que “Radio Bemba” tiene cierta importancia.

El domingo por la noche –aunque a Julián Carrera no lo convocaron— un grupo de periodistas de Acayucan y la región se reunió con el alcalde electo de Acayucan, Cuitláhuac Condado; se trataba de empezar a estrechar relaciones y la reunión fue en el “Italian Coffee” ubicado en el entronque  de las calles Guerrero y Plaza de Armas. Los periodistas querían saber si cuando Cuitláhuac Condado arribe al poder podrán contar con su apoyo para la instalación de una oficina de atención al periodista que se abrirá en días próximos en el Paseo Bravo del Palacio Municipal. Hace aproximadamente una semana, el alcalde actual de Acayucan, Marco Martínez,  tras un acuerdo del Cabildo, informó que una oficina ubicada en el Paseo Bravo se iba a otorgar para los periodistas, porque el gremio acayuqueño está tan jodido, que la mayoría de los reporteros no tiene oficina a dónde llegar a escribir, a cotorrear, a intercambiar información o a echarse un refresco; casi todos los reporteros locales andan como ambulantes trabajando en ciber cafés, hasta ahora que el dirigente de los periodistas Santos López Celdo y su directiva se están preocupando por dignificar al gremio. Pero la respuesta del alcalde electo fue contundente: ¡no!. Les dijo claramente que en el palacio municipal no habrá espacio para los periodistas porque se van a utilizar para cuestiones culturales. Cuitláhuac Condado no quiere llegar con compromisos a la alcaldía,  menos con los periodistas, nada que huela a la actual administración municipal, porque hasta se supo que no va a aceptar a ningún empleado sindicalizado más que deje la presente Comuna.

YA NO ME HIERE SI ME ABANDONAS/ SOLO DESEO QUE TE VAYA BIEN/NO HARÉ UNA ESCENA EN TU PARTIDA/ QUE AL FIN Y AL CABO VAS A VOLVER… Los periodistas acayuqueños, sin embargo, no deben agüitarse, porque Cuitláhuac Condado es duro pero tiene sus momentos der sensibilidad. Los reporteros aseguran que quizá fue un día malo para el alcalde electo y se complementó con la mala vibra que implicaba que llevara de acompañante a Roberto Peña González, pero seguramente va a reconsiderar su postura y va a tener buena relación con los chicos de la prensa, porque por ahí hay una frase que no se equivoca: “puedes gobernar, quizá, sin ayuda de la prensa…pero jamás en contra de la prensa”.

Y TE VAS A QUEDAR CON LAS GANAS DE QUE SEA TUYO/ Y TENDRÁS QUE TRAGARTE TU ORGULLO PORQUE NO CAÍ…. Pero si la postura del alcalde electo de Acayucan es como la que dicen que tuvo el domingo, seguramente nada va a cambiar y los periodistas tendrán oficina en el palacio municipal hasta las 00 horas del día primero de enero del año 2018. Pero pues no hay mal que por bien no venga: desde fuera del palacio municipal, sin ligas con el poder local, los compañeros  podrán ser más libres. Que se haga la “coperacha”, que se rente una oficina particular en el centro de la ciudad y nos vamos todos a amontonar ahí y si queremos nos encueramos y hacemos una orgía, pero sin pedir permiso al Alcalde ni a los regidores que luego se creen tocados por Dios, hechos a mano, bordados, se creen la última Coca Cola en el desierto. Hay que mostrarle a los del poder que el de la prensa es también un poder, que es el cuarto poder, no como algunos politiquillos que se creen que con “el poder en el cuarto” y que en lugar de mostrar un curriculum con diplomas académicos, lo único que se sabe de ellos es que han tenido varias mujeres, que son proclives a las pasiones, que creen que “currículum” es el trasero de una dama.

Con su postura, a lo mejor Cuitláhuac Condado le hace un favor al gremio periodístico para que no se acostumbre al paternalismo, pero lo más seguro es que se esté haciendo una mal a su imagen, porque el gremio es “un nido”, sí, pero un nido de víboras.

Cuitláhuac Condado ya puso las cartas sobre la mesa: si gobierna bien, que el pueblo acayuqueño los premie.

Si gobierna mal, que se acuerde del domingo aquel del 3 de septiembre cuando desdeñó a la prensa acayuqueña.

Compartir

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here