LÍNEA PRIVADA: Las traiciones de MORENA en Acayucan

Julián Carrera.- ACAYUCAN, ACAYUCAN, YO TE QUIERO……..Al interior del partido MORENA en la región de Acayucan, hay una lucha férrea, instestina. Dos mujeres un camino: es decir, dos mujeres se pelean con todo, pero con todo, la candidatura a la diputación local por este Distrito. Ambos grupos se están sacando sus trapitos al sol. Por ejemplo, a LÍNEA PRIVADA llega el expediente de Rosa Santos, una expriísta y ex panista que ahora se dice “fiel seguidora” del “Peje” Andrés Manuel López Obrador. Sus antecedentes la ubican como una expriísta de aquellas recalcitrantes. De aquellos priístas del viejo sistema abusivo y autoritario que cuando no ganaba simplemente arrebataba. La ahora aspirante a candidata a la diputación local de MORENA, fue arte de aquella camada de obreros que laboraron en la empresa láctea LICONSA, misma que como todos recordarán fue cerrada porque simplemente ya no se aguantaba al sindicalismo. Rosa Santos, cuentan sus biógrafos, era parte de la élite de aquellos empleados privilegiados de LICONSA que cada fin de semana o quincena salían con sus cajas de leche regalada; muchos las vendían porque no les costaban: tenían los empleados transporte, canchas de futbol, un fraccionamiento privado y todas las prestaciones de ley. Un mal día, todo aquello se les acabó: se quedaron sin trabajo a consecuencia de que patearon el pesebre, explotaron a la gallina de los huevos de oro.

ADIÓS, ADIÓS, MÉXICO QUERIDO, MAÑANA, MAÑANA ME IRÉ……….Pero un  buen día la suerte le cambió a Rosa Santos: consiguió un “palancazo” con el diputado priísta Abel Ríos Lopart ( de tristes recuerdos para Acayucan, porque como legislador ni se apareció por aquí) y consiguió un empleo en la Máxima Casa de Estudios de México, la UNAM, en donde trabajó primero en el área  de limpieza y luego en una de las bibliotecas; no es licenciada, por cierto, pero sí debe saber algo de libros. A su regreso a Acayucan, se encontró con un MORENA donde todos traicionan, porque en la pasada contienda electoral para la gubernatura del Estado y para el Congreso Local, no apoyó a la candidata de su partido, la profesora Jovita Martínez, ya que hay testimonios de que pedía el voto en su contra. Dicen que con la vara que mides serás medido y  aunque en la contienda municipal apoyó con todo a Raúl David Salomón, ahora este le está dando la puñalada por la espalda, porque el que fuera candidato a alcalde por Acayucan apoya abiertamente a la otra aspirante a la candidatura a la diputación local, la profesora Deysi Juan Antonio.

NADA GANAS CON MENTIR, MEJOR DIME LA VERDAD……..La política es el arte de gobernar, no hay cupo para improvisados; ha de ser por eso que cuando la citada dama a aspirado a cargos dentro de MORENA, simplemente  la han  bateado, le ha tocado perder. En el año 2016 no fue electa candidata a diputada local, ya que le ganó en popularidad y en las encuestas la profesora Jovita Martínez, para la contienda municipal, participó en la tómbola (como si Acayucan mereciera que su suerte se eligiera en un juego de azar) por una regiduría y nuevamente la batearon. Es decir, en caso de que obtuviera la nominación a la diputación local, es seguro que pierde así lo marcan las estadísticas.

QUÉ ME VAS A DAR SI VUELVO, QUE MEREZCA EL SACRIFICIO…….El ingreso a la política de la citada dama, no es por puro amor al arte;  el espíritu de la política es servir, pero otros la utilizan para servirse. Cuentan los detractores de la aspirante a diputada local de MORENA, que sus impulsores para este proyecto no son ni del PRI, ni de MORENA, viene directamente de antecedentes panistas. Uno de sus promotores es un constructor que ha hecho obras en varios municipios panistas y que lo recuerdan principalmente en Sayula de Alemán, en concreto en la comunidad de Aguilera, en donde durante la administración nefasta de Arturo García (el alcalde que se creyó “galán” y que maltrataba a su esposa) realizó una obra sanitaria, de un drenaje o colector, que causó mucha inconformidad entre los vecinos. La obra fue de pésima calidad y fue una de las que fue cuestionada por el ORFIS. Detrás de la aspiración de esta “morenista”, está el panismo puro, el capitalismo porque se dice que en la pasada contienda electoral municipal, al grupo de Rosa Santos ya se le había desinado el departamento de Obras Públicas; los promotores de este proyecto ya se lamían los bigotes con las obras que se harían en el municipio, lo bueno es que los pueblos difícilmente se equivocan y no les dieron el voto de confianza.

Mañana más detalles del juego sucio de MORENA en Acayucan; las traiciones, las ambiciones. Pobre Andrés Manuel López Obrador, en Acayucan su partido está hecho pedazos.

Compartir

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here