LÍNEA PRIVADA | QUE FUI PALOMA POR QUERER SER GAVILÁN

[wp_ad_camp_1]

 

QUE FUI PALOMA POR QUERER SER GAVILÁN: Antes decían que Francia era el país más liberal; pero no, el “amplio criterio” como le llaman algunos, está ya en México, en Veracruz en Acayucan. Lea Usted: hace unos días se vio esta escena en la entrada principal del palacio municipal de Acayucan: un empleado municipal que ocupa una oficina en la parte alta del inmueble, entra y se saluda con sonoro beso con un “amiguito” al que diariamente se le ve sentado en la entrada a la casa del pueblo. Tras el efusivo saludo entre ambos, al estilo argentino, uno de ellos fue bandereándose, feliz, hacia la sede del poder municipal. No digo que cuando entre dos hombres haya afecto, como entre padre e hijo, no deban saludarse de besos, eso hasta yo que soy muy hombre lo haría con mi hijo y con mi nieto, pero en este caso resulta que el empleado municipal es tan, pero tan amable y le gustan tanto las “relaciones internacionales”, que varias veces se le vio patrocinando a un chico hondureño al que le gustaba el futbol; no vaya a ser que hablando de deportes, le guste correr para tercera.

[wp_ad_camp_2]

DEMOS GRACIAS AL SEÑOR, DEMOS GRACIAS.- Mis respetos para la amiga Irma Sánchez, la coordinadora d Protección Civil en Acayucan, atendiendo diligentemente las instrucciones del alcalde Marco Martínez Amador, este fin de semana hizo posible con su don de gentes, que en el hospital Oluta-Acayucan atendieran al compañero reportero Miguel Angel Leocadio Farías; movilizó una ambulancia, lo llevó al hospital y estuvo pendiente hasta que fue atendido, le dieron sus medicinas y le practicaron los análisis. Buena la decisión del alcalde acayuqueño de poner a Irma Sánchez en esa dependencia. Ojalá así chambearan todos los colaboradores del alcalde.

JEHOVÁ ES MI TESTIGO: Dicen que el que anda como agua para chocolate es el director de Obras Públicas de Oluta, Joaquín Penagos Millán, despotricando contra la compañera reportera Esperanza Arias Rodríguez, porque ha dado a conocer de manera profesional los yerros en que ha caído el funcionario, el cual construye en la entrada al pueblo y adquirió un terreno al hermano del síndico Javier Lara Alfonso. Le voy a hacer ciertas precisiones al de Obras Pública (ya otros que les venga el saco): Esperanza Arias es licenciada en periodismo por la Universidad Veracruzana; es autora de excelentes reportajes, Premio Estatal de Periodismo y autora de libros. No es cualquier baba de perico ni es mazorca para que ande en la trompa de los cochinos. Que nadie intente amedrentarla porque entonces sí va a haber problemas con el gremio periodístico y con la empresa editora del Mañanero. Esperanza Arias ha sido una periodista incómoda para la gente en el poder; a los que se creen que las pueden, les incomoda la gente pensante. No sé quiénes en el Ayuntamiento de Oluta tienen carrera profesional y una trayectoria limpia como Esperanza; lo que sí sé, lo que sí sabemos los ciudadanos y los miles de lectores que siguen sus columnas, es que no se va a hincar jamás ante el poder; hace, como decía el  Gerardo Reyes, le tiende la mano al amigo, pero al rico jamás se le humilla. Cuidado con que intenten algo contra doña Esperanza; al contrario, cuiden sus manos y córtense las uñas porque el ejercicio periodístico contra los funcionarios que se enriquecen a costillas del pueblo, va a continuar. Si Joaquín Penagos respeta la religión de los Testigos de Jehová, que sea humilde, que le baje a su pedantería, que sea honesto; al pueblo, al ORFIS o a la Contraloría los puede engañar, pero no a Dios. Si ha cometido pecado o delito al apropiarse de bienes que no son suyos, está a tiempo de arrepentirse. De esos está lleno el reino de los cielo.

Compartir

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here