LUCHA A MUERTE POR EL PODER

El Frente Ciudadano por México es una oferta política aceptable, quizás generada y promovida de buena fe, pensando en el bienestar de México, pero no será como pudiera desearse: el refugio de todas las inconformidades nacionales para llevar a un mexicano honesto a la cúspide del poder. En su integración hay puntos no tan fácilmente explicables, antecedentes políticos de la cúpula rectora, la mezcla de ideologías diversas y tal vez intereses sectarios, la intervención de personajes conocidos que pretender poder y más riqueza.

Ricardo Anaya no está asistido por la historia política de este país en forma eminente. Su carrera burocrática es corta, de principiante. Fue secretario del Ayuntamiento del Municipio de Querétaro, incursiona en ascenso como legislador federal y pronto se arroga la suerte de convertirse en Presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del PAN y esa es su plataforma para sentirse presidenciable, sobre toda la desunión que ha provocado al interior de su partido. Declaró que ha nombrado a Diego Fernández de Ceballos, como su asesor y representante al interior de FCM.

A partir de ahí pueden complicarse los resultados. Diego es un abogado millonario, que milita en la derecha desde su época universitaria, quien integró con amigos afines, el MURO (Movimiento Universitario de Renovadora Orientación). Litiga como abogado de los potentados, cuyos honorarios se contabilizan por millones. Muchas veces siendo diputado federal litigó en contra del gobierno, ganado controversias jurídicas a varias Secretarias de Estado. Con Carlos Salinas estructuraron el PRIAN, ellos negociaron la primera concertacesión a favor de Carlos Medina Plascencia, gobernador designado por el centro, sin elecciones.

Muchos mexicanos saben que la relación de Diego con Salinas es de gran fuerza y que por donde quiera que se gane la presidencia, ellos de todas formas serán los ganones, con Anaya o con cualquier triunfador del PRI. Existe una simbiosis política muy firme desde hace muchos años, poseen muchos miles de millones de pesos para triunfar al precio que sea. Diego estuvo secuestrado seis meses, sobrevivió, se dice, después de pagar cincuenta millones de dólares. No puede negarse que Diego es un hombre audaz, de temperamento fuerte, arrogante que en su tiempo más visible habló del pobrerío que invade México. En los últimos tiempos se ha mantenido con bajo perfil, pero de ninguna forma escondido, la política es su suero vital.

Dante Delgado está en el Frente, se supone, por razones de edad. Si se le pasa este sexenio sus pretensiones políticas de gran altura quedaran canceladas. Es un político profesional de amplia cultura y de antecedentes positivos. Lo de Aureoles Conejo es una vacilada, ni en Michoacán lo soportan. Rafael Moreno Valle desea gastar un poco de las substracciones financieras que le aplicó a los poblanos. Para muchos es un traidor con quienes en su momento le brindaron apoyo, un caso visible es el de la maestra Elba Esther Gordillo. Mancera es niñote mamón y en la presidencia se requiere, con exigencia, un hombre- hombre que no den lastima parados a un lado de el loco Trump, el panochero que le encanta agarrarle las vaginas a las bellas.

Las elecciones federales del 2018, se podrán interesantes y por lo que se percibe en el circus nimbus de lo incierto los votantes mexicanos se agruparán en tres corrientes: El FCM, el PRI y su trasero histórico el PVEM y MORENA. Lo del Frente es algo inédito porque se parte de la heterogeneidad ideológica hastiados de la dictadura del PRI, del saqueo, del endeudamiento impagable (se acaba de extender la duela externa hasta el año 2048). Por ello el PRI luchará hasta lo indecible para no perder las elecciones, hay muchos secretos que están asfixiando la patria.

Si gana el Frente es lo mismo, ganará Fernández de Ceballos, Salinas, los ricos del Atlacomulco y los que han usufructuado los bienes nacionales hasta el punto de empobrecerla. Sólo quedan los votos de los pobres liderados por López Obrador para que realmente se dé un cambio a favor de las grandes mayorías que hoy sufren la rapiña de unos cuantos ladrones que roban desde el poder.

Compartir

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here