Marco Martínez: “Habemus candidato”

Angel Gabriel Fernández.- (1)

Cuando descubrí  en la biblioteca pública “Rubén B. Domínguez” de Acayucan el libro “Adagios” del pensador holandés Erasmo de Róterdam. Lo consideré una joya más de la literatura universal. Los adagios o dichos populares, simplemente no se equivocan, porque recopilan la sabiduría de miles de años, concentran el saber popular de generación tras generación.

Los refranes populares no se equivocan; uno de ellos reza: “lo que no mata, fortalece”.

(2)

Durante la visita, el pasado viernes, del gobernador del Estado Miguel Angel Yunes Linares a la ciudad de Acayucan, los conocedores de la política pudieron leer dos menaje: leyeron cuál es el estilo de gobernar de Yunes Linares y leyeron cómo empiezan a moverse las piezas de cara a los intensos procesos electorales que se avecinan con el año 2018, en concreto las candidaturas para la Diputación Local y la Diputación Federal.

  1. El gobernador del Estado leyó la situación política de Acayucan, no leyó chismes. El hecho de que decidiera hacer en esta ciudad un evento relacionado con el campo le dio a “La Llave del Sureste” la importancia que mereces, porque bien pudo hacer en el evento en Las Choapas o Minatitlán. Acayucan es centro importante en  el sur de Veracruz, sus figuras políticas también son importantes.

2.-Vino a “tantearle el agua a los camotes” y encontró a quien es hasta el momento la mejor carca para una diputación: el alcalde de Acayucan Marco Martínez Amador.

(3)

El asunto merece ser desmenuzado:

Miguel Angel Yunes es un zorro de la política; él mismo lo dijo en su mensaje, al afirmar que conoce de cabo a rabo la situación de los 212 municipios del Estado. Es austero, tosco, pero conocedor de la política y ya lo he dicho en otras ocasiones: por su formación policiaca y por su  forma de ejercer el poder, bien puede decir que “prefiera ser un buen policía a un mal gobernador”. Ni lo van a chamaquear, ni le van a chismear; aquí el que sabe, el que vigila, es él.

Fue una jugada maestra concentrar en el parque de Acayucan,  al reunirse quienes hoy por hoy encabezan las fuerzas políticas más importantes de la región de Acayucan: el alcalde Marco Martínez amador y los diputados Fernando Kuri Kuri y Regina Vázquez Saut.

Marco Martínez tiene el control político de Acayucan y simpatías en toda la región; Fernando Kuri ha sido el único ex alcalde oluteco que ha sido capaz de ganar en las urnas una posición en el Congreso del Estado y es integrante de una importante familia y de  un de grupo político con peso estatal; Regina Vázquez controla desde El Mangal los territorios que antaño fueron de su padre.

(4)

Dicen que en el evento hubo un intento fallido de boicotear a Marco Martínez, pero el tiro salió por la culata (hablando de dichos populares),a los que el Mandatario Estatal respondió dos veces: primero diciendo que Marco Martínez es su amigo y que si lo vuelve a invitar a Acayucan, el gobernador regresará a anunciar más obras. Luego lo refrendó cuando dijo que reconoce la labor del Alcalde de Acayucan.  En la política hay señales: al decir Yunes que espera una nueva invitación de Marco Martínez, lo dijo sabiendo que estos ya son los últimos días de su administración municipal, por lo que le da vida política. Yunes Linares no se caracteriza por hablar por la espalda, y si dijo que reconoce que ha sido buena la labor de Marco Martínez, es porque tiene los pelos de la burra en la mano,

Yunes Linares es una especie de Fiscal de Hierro, un Mario Almada del cine mexicano: debe saber que el ORFIS no tiene en la lista negra a Marco Martínez  Amador; han pasado limpias las cuentas públicas del 2014, 2015 y 2016 y la del 2017 es “pan comido”, porque ahí bajita la mano van 400 importantes obras que se han entregado por los acayuqueños y a pocos días de entregar la administración, sigue entregando obras.

Los acayuqueños son bonachones, beisboleros, dicharacheros, trabajadores, criticones, pero no pendejos, No se aprueba a un mal presidente. Marco Martínez Amador seguramente ha metido las patas y ha cometido errores, pero no ha metido las manos ni se ha apropiado de los recursos públicos, porque ahí están las obras y así lo dice el ORFIS.

(5)

Este arroz ya se coció.

Seguimos con los dichos populares.

Después de las señales políticas que habría recibido el alcalde acayuqueño Marco Martínez Amador, vino la algarabía: al día siguiente, el sábado, Marco Martínez  fue acompañado por miles de ciudadanos en una cabalgata en honor a San Martín Obispo. Vinieron campesinos y ganaderos de toda la región para acompañar a un amigo y a quien tiene futuro político, porque no creo que nadie medianamente cuerdo quiera acompañar a uno señalado por deshonesto o sin futuro político.

Fue la cabalgata casi la crónica de un destape anunciado. A Marco Martínez se le ve aún con energía para trabajar, lo que no se le ve a nadie que esté en los estertores de la vida política.

Si los acayuqueños y ciudadanos de la región quieren, necesitan y merecen un legislador que les gestione, que “le camelle” dijeran los árabes, que los atiende como Marco Martínez atiende a la gente hasta los sábado cuando sale de su programa de radio en vivo, pues ahí lo tienen.

“Más vale malo por conocido que bueno por conocer”, reza otro refrán.

A Marco Martínez la visita del gobernador del Estadio lo dejó fortalecido; sólo es cuestión de esperar los tiempos.

En la cabalgata del sábado salió humo blanco:

“Habemus candidato…Habemos Marco Martínez para rato en la vida política.

Compartir

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here