Prosa aprisa: Moreira, va por el Panal, en Xalapa

¡Vaya, surpraise! Si alguien daba por muerto a Nicanor Moreira Ruiz, el hombre político, no el empresario, está vivito y coleando.

Resulta que el empresario mueblero e inmobiliario ¡va como candidato a presidente municipal por el partido Nueva Alianza!, el famoso Panal, el partido que fundó Elba Esther Gordillo.

Luego de que el PRD lo bateó por presuntamente favorecer al empresario David Velasco Chedraui, el Panal le dijo bienvenido y Moreira va.

Así, un importante sector del magisterio apoyará a Moreira y, según comentan, van a dejar los pelos de la burra en la cerca, esto es, serán un duro hueso de roer en la elección de junio próximo.

En el Panal están firmemente convencidos de que en el peor de los escenarios, si no ganan la alcaldía de Xalapa, con Nicolás alcanzarán un buen número de votos que los posicionará mejor que el PRI.

Xalapa será un verdadero laboratorio político.

Por ejemplo, entre actores políticos ligados al PAN, se comenta que para ellos no será nada raro que finalmente su aliado el PRD determine que su candidato oficial sea David Velasco Chedraui.

Por algo lo comentarán, pero lo único cierto es que, supongo que debe haber incertidumbre en Miriam Ferráez ante la impugnación que hizo el empresario luego de que la dirigencia nacional del partido del sol azteca determinó que fuera ella y no él el candidato.

En realidad, hay que decirlo, inicialmente los panistas panistas, de sangre azul, no veían nada bien a David, hasta que las encuestas les doblaron las manos.

O sea, se convencieron de que, de acuerdo a las encuestas que tienen, perdón, según me platicaron, el empresario de la familia está de acuerdo gana la elección al candidato de Morena, si finalmente participa.

Así, los que estaban reticentes han terminado por aceptar que sí, que aunque no les guste, el único que les garantiza el triunfo es David.

El PAN, prepara sus cuadros

Por momentos, algunos podrían decir que se trataba de charlas motivacionales para realizar un “cocowash” a fin de dejar en claro que se deben hacer campañas honestas y no mentir al prometer lo que no se puede cumplir.

La semana pasada, de lunes a viernes, el PAN ofreció a quienes serán sus candidatos a alcaldes un seminario llamado de Alta Gerencia Electoral, que tuvo lugar en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río.

Tuvieron ponentes de la talla del expresidente Felipe Calderón Hinojosa, los exgobernadores Alberto Cárdenas Jiménez, de Jalisco, y Guadalupe Osuna Millán, de Baja California; los excandidatos a la gubernatura de Nuevo León y de San Luis Potosí, Felipe Cantú y Sonia Mendoza, respectivamente, así como expertos en marketing y redes sociales.

A los asistentes, llamó la atención que además de los temas propios de las campañas electorales, se puso especial énfasis en el hecho de marcar una clara diferencia de los candidatos panistas con el resto de los contendientes de otros partidos.

Frases como “ustedes como panistas o nuevos panistas deben ser humildes y serviciales” (había expriistas y pocos perredistas invitados), “los panistas somos así”, “aquí hay valores y principios”, “el panista tiene ética y lo demuestra”, “aquí venimos a servir y no a servirnos”, “el panista debe ser congruente entre lo que dice y lo que hace”, fueron repetidas como rosario en capilla una y otra y otra vez destacando que la gente no va a votar por quienes saben que van con la idea de hacerse ricos.

Palabras como “honestidad”, “principios”, “honradez”, “cultura”, “honor”, “preparación”, “congruencia” y “dignidad” fueron la constante en charlas como “retos y logros de los gobiernos del PAN”, “propuestas de gobierno y ética en las campañas”, “experiencias exitosas de campaña”, “campañas ganadoras” y “liderazgo político”, entre otras.

Dijeron en el seminario: “porque la gente es cabrona y no es tonta y castiga a quienes le quieren ver la cara”, por eso insistieron en no basarse en la entrega de despensas, de laminas, de utilitarios, que, además, puntualizaron, son fiscalizables, “porque no habrá dinero que alcance”, además de que, insistieron, el comité estatal blanquiazul no está en posibilidades de refaccionarlos ante las raquíticas prerrogativas que recibe.

El ambiente fue de camaradería, sin triunfalismos, en forma abierta.

Tiene que decirse: incluso, una candidata se atrevió a preguntar la manera de no cargar, así dijo, o deslindarse de la imagen negativa del Gobierno del Estado, lo que motivó el silencio de muchos y el “uuuu” de reprobación de otros.

Los expertos conferenciantes sugirieron dar el beneficio de la duda ante la complicada situación con la que lidia el gobernador panista y no arremeter en contra de sus compañeros de partido, esto porque algunos candidatos se envalentonaron y reconocieron que había malos trabajos o antecedentes de alcaldes de extracción azul, a lo que les respondieron: “aguanten, no los linchen, desmarcacion fina evitando confrontaciones, el contrincante está afuera, la batalla no es contra los propios”.

Una vez terminada cada exposición, que no pasó en promedio de una hora, los ponentes, quienes llegaron en avión comercial, incluido el expresidente Felipe Calderon, sin asistentes, aprovecharon para intercambiar teléfonos, correos, a fin de aclarar dudas. Finalmente se tomaron la foto, además de que agendaron visitas de apoyo a las regiones de los candidatos.

Sólo un mes de campaña

Treinta días, sólo un mes, el de mayo, tendrán los candidatos a presidentes municipales para hacer campaña.

Así lo marca el artículo 69 del Código Electoral para el Estado de Veracruz.

El mismo ordenamiento, en su artículo 174, establece el término entre el 16 y el 25 de este mes para que los partidos presenten las solicitudes de registro de candidatos.

¿Un mes será suficiente para que los abanderados convenzan al electorado que vote por ellos?

¿Treinta días serán suficientes para que un candidato en desventaja en las encuestas revierta la tendencia a su favor?

Pasado el Sábado de Gloria, el próximo domingo y hasta diez días después se irá sabiendo con certeza quienes serán oficialmente los candidatos, pues aunque algunos ya están apalabrados todavía se pueden caer, porque juegan mucho las circunstancias en la política.

Creo que a los partidos, pero más a los interesados les conviene y les urge que formalicen sus registros porque así tendrán la seguridad para saber si invierten no sólo tiempo sino también dinero a fin de asegurar el triunfo.

El PRI y su aliado el Partido Verde aún no completan su lista de candidatos y el PRD tampoco, el PES está a la espera de que muchos no favorecidos, inconformes de esos partidos, se pasen a sus filas y jueguen con sus siglas. Sólo Morena, Movimiento Ciudadano, el Panal y el PAN tendrían ya definida y completa su lista, lo que permite a sus candidatos picar piedra entre el electorado aunque cuidando no violar la ley electoral, o sea, de manera disfrazada.

Como quiera que sea, sacan alguna ventaja, muy necesaria por lo corto de tiempo para hacer las campañas, incluso he escuchado a estrategas decir que en realidad el que quiera ganar tiene que estar trabajando ya porque un mes no será suficiente para asegurar el triunfo.

Los candidatos de Morena llevan buena ventaja por el reiterado trabajo proselitista que realiza en el Estado su líder Andrés Manuel López Obrador, cuya inercia los va a ayudar a la hora de los resultados.

Aguas con el Panal, puede ser la sorpresa de la elección. Puede jugar el papel que estaba reservado para el Verde, pero que se desdibujó cuando le doblaron las manos a Fidel Herrera. En una de esas, el Panal se constituye la tercera fuerza política del Estado.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here