Yunes Linares, Acayucan te espera

Angel Gabriel Fernández.- (1)

Se puede gobernar con todo, menos con miedo.

(2)

La presencia hoy viernes en Acayucan del gobernador del Estado, Miguel Angel Yunes Linares, es de su parte, un acto de mucho valor. Podría ser el anuncio de que ya el Mandatario Estatal va a “tomar el toro por los cuernos”.

Es lo que Acayucan necesita.

Mejor dicho: es lo que Acayucan merece.

(3)

Viene a “La Llave del Sureste” en los momentos en que la ciudad se cimbra por el miedo a la inseguridad; viene en momentos de profunda incertidumbre. Vienen los momentos en que quizá además de entregar machetes, bombas aspersores, tractores y otros implementos agrícolas, los acayuqueños necesitan palabras de aliente; necesitan un abrazo solidario y escuchar sinceramente: “estamos con ustedes”.

Yunes Linares llega a Acayucan casi un año después de que asumió el Gobierno del Estado; 11 meses para ser más precisos. El panista sedujo a los veracruzanos con su campaña agresiva en contra del priísmo, de la corrupción y del crimen, pero en lo que sólo ha cumplido es encarcelar a priístas como el exgobernador Javier Duarte (aunque en realidad fue la PGR), acción  aplaudida por un sector de la ciudadanía, pero ha quedado a deber en el combate a la corrupción y en abatir los índices delictivos. Realmente lo que interesa a los ciudadanos comunes es que disminuya la inseguridad, porque de nada sirve que haya un ex gobernador  y ex secretarios en la cárcel si Veracruz sigue encabezando las listas de los estados con más ejecuciones y secuestros. Los veracruzanos queremos justicia, no venganza.

(4)

El Mandatario Estatal encontrará un  sector ganadero que tiembla porque apenas el sábado pasado secuestraron al dirigente de la Asociación Ganadera Local de Acayucan, a quien hasta ayer no habían liberado o no había noticias de que eso ya hubiera ocurrido.

Encontrará a cientos de acayuqueños religiosos con miedo porque apenas el miércoles, antier, secuestraron a la esposa de una de las iglesias evangélicas más importantes de la ciudad: la “Amisadai” que se encuentra por el rumbo del  puente Atiopan. Hasta anoche no se sabía que los evangelistas acayuqueños preparaban algún movimiento de protesta o petición de ayuda al Gobernador, pero se sabe que la avanzada de Yunes Linares trataba de “apagar el fuego”, pero el fuego de los evangelistas, el fuego del Señor Jesucristo, no puede estar apagado cuando una de sus ovejas está en malas manos.

Se topará Yunes Linares con la noticia fresquecita …y más si llueve porque está anunciado un frente frio… de que ayer en la calle Hidalgo, a unas cuadras del centro de Acayucan, otro taxista había sido asesinado a balazos.

Y si su equipo de “inteligencia” o de prensa deveras quiere exponerle al Gobernador la realidad de la ciudad, que le muestren las hemerotecas donde constas que en los primeros días de este mes de noviembre  van 8 ejecuciones y un hombre baleado que logró salvar la vida.

(5)

Admiro a los policías, y creo que Miguel Angel Yunes ha tenido un paso exitoso por los cuerpos de seguridad, por lo cual es urgente que aplique esos conocimientos a favor de todos los veracruzanos y especialmente a favor de los acayuqueños.

Cuando andaba en campaña y vino en una ocasión a esta ciudad –en el salón Ermita del panista Raúl de la Luz Sotelo—Miguel Angel Yunes logró emocionar a los presente cuando habló de cómo combatir a los delincuentes. Habló de trabajar con miles de cámaras, drones y con cuerpos policiacos bien preparados…pero todavía seguimos esperando.

Su historial dice que a Miguel Angel Yunes no le tiembla la mano, que difícilmente se deje chantajear por falsos movimientos sociales y que cuando es necesario emplear la fuerza pública, no le tiembla la mano ni la voz, de ahí que sus detractores lo señalan de emplear “la ley de la macana”, pero con el paso de los años y sintiendo el peso de los recuerdos y teniendo que hacer frente a la enorme responsabilidad que es gobernar y dialogar, el evento de apoyos a productores del campo en la zona de Acayucan puede ser un buen anuncio: con trabajo y producción, hay menos delincuencia.

Es bueno que a dos meses de aquellos sismos que sacudieron al país y a Veracruz, el Gobernador del Estado llegue a esta zona para enterarse que decenas de planteles educativos tuvieron daños estructurales y que a consecuencia de ellos todavía hay decenas de niños que reciben clases en lugares improvisados. El asunto lo debe traer en su agenda como uno de los prioritarios, porque incluso ya se dio a conocer en la Máxima Tribuna del Estado, es decir, en el Congreso Local.

(6)

En Texistepec todavía hay ciudadanos afectados por las lluvias; en San Juan Evangelista todavía un pueblo sufre los estragos de daños que le causaron los residuos de una empresa arenera. Yunes Limares debe ayudar al sur de Veracruz.

El sector agrícola al que viene a impulsar hoy el Mandatario Estatal debe agradecerle con todas sus letras los apoyos que traiga, pero no sería exagerado decirle al  señor:

–“Ayúdenos, Gobernador”.

Es importante lo que traiga, pero los acayuqueños necesitan más.

Y si el proyecto Yunes Linares es pasar a la historia por gobernar aunque sea dos años de manera eficaz, pues como dicen acá en los ranchos: “ahí nos lleva”.

Los acayuqueños se los agradecerán.

Compartir

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here