Educación… Educación para llorar en Veracruz: faltan profes en el sur

En Soconusco, Texistepec y Hueyapan los niños estudiante no tienen guías. Así van las cosas en el “gobierno del cambio”.

Susana Arellano Narváez, Acayucan, Ver.- La falta de maestros es una constante que la SEV y la SEP no han podido resolver y que devela una más de las fallas de la reforma educativa.

Las jubilaciones se han dado en aumento en los últimos tres años y pone en problemas a los estudiantes que llegan a tener hasta un ciclo escolar completo sin maestro, o en su defecto con un interino.

Tal es el caso de la escuela primaria “Julio López Domínguez” ubicada en el municipio de Soconusco, que desde el ciclo escolar pasado se quedó sin profesor el quinto grado, y en este que empezó la situación es la misma, y pese a solicitarlo ante las instancias correspondientes no han tenido respuesta alguna.

En el municipio de Texistepec, la escuela primaria “Josefa Ortiz de Domínguez” de la Zona Escolar 084 desde hace más de un mes se quedó sin docente, por lo que los niños deben trasladarse a la comunidad de Boca del Río para tomar clases con un profesor que llega sólo los días lunes, miércoles y viernes por espacio de dos horas.

Mientras que en el municipio de Hueyapan de Ocampo, padres de familia se manifestaron por la falta de tres maestros en el mes de septiembre, ya que habían hecho a la solicitud a la Secretaría de Educación de Veracruz y al no tener respuesta decidieron tomar acciones.

A principios de este mes padres de familia y estudiantes también se manifestaron esta vez en la zona más alta de la Sierra de Soteapan porque en la escuela “Nicolás Bravo de la comunidad de Benito Juárez desde hace más de 15 días no contaban con 8 maestros, debido a que el contrato temporal que les había dado la SEV se les había vencido.

La falta de docentes y la falta de la respuesta por parte de la Secretaría de Educación ha agudizado esta problemática, que deja a niños sin clases, y que por otro lado permite que padres de familia se manifiesten ante la falta de respuestas.

Compartir

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here