Hay que esforzarnos y unirnos para hacer un Acayucan nuevo

Fue claro y contundente el mensaje del Obispo Fidencio López Plaza en los festejos a San Martín Obispo. Si aprendemos a ser violentos, también podemos aprender a ser justos.

Susana Arellano Narváez, Acayucan, Ver.- Más de 100 niños y niñas realizaron su confirmación en el marco de la celebración a San Martín Obispo, santo patrono de Acayucan.

Este fin de semana Acayucan se vistió de fiesta, desarrollando una serie de actividades en honor a San Martín Obispo como una cabalgata, la ceremonia solemne en la Parroquia San Martín Obispo que ofició Monseñor Fidencio López Plaza, obispo de la Diócesis de San Andrés Tuxtla.

Así como un recorrido del santo patrono por las principales calles de la ciudad, el día sábado fue acompañado de carros alegóricos, que mostraron la cultura y la fe de Acayucan.

En las escenas representativas se pudo observar la danza de los moros, y el tradicional danzón de Acayucan.

En entrevista, monseñor Fidencio López Plaza, señaló que la fe debe de llegar a la cultura, costumbres y a las tradiciones, “por eso me encanta la piedad popular de Acayucan, las danzas y la gente que se acerca”.

No descartó el tema de la violencia y la inseguridad que azota a México, Veracruz y a la ciudad de Acayucan, “por desgracia es el pan de todos los días, pero ellas no son innatas, porque no nacemos violentos, aprendemos, y así debemos de aprender también a ser instrumentos de justicia y paz”.

Enfatizó “si nos esforzamos y nos unimos podemos hacer un Acayucan, Veracruz y México nuevo, y por eso los invito a tener la experiencia de San Martín que se convirtió cuando vio a un pobre y le compartió su capa, así debemos de compartir la nuestra”.

Compartir

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here