Historias de una vida de perro

Susana Arellano Narváez, Acayucan, Ver.- A partir de ahora hay quienes vigilan a los perros de la calle, que están al pendiente que en cualquier hogar donde los adopten tengan los cuidados y el amor que necesitan.

Este domingo lució lleno el refugio para mascotas, ubicado en la colonia Revolución, impulsado por la Asociación Civil “Respeto por los Animales”, ya que se abrieron las puertas para que los ciudadanos acudieran a visitar, conocer y se era su voluntad adoptar a una mascota.

Cada mascota tiene su historia, el “Pulgoso” que tiene su nombre por eso llegó lleno de pulgas, lo tuvieron que bañar y ponerlo en tratamiento por un poco de sarna que llevaba, ahora ahí anda como en su casa, acercándose a ver quien lo acaricia.

El “Abuelo”, está sumamente viejo, ya dio todo lo que tenía que dar a sus amos que cruelmente lo echaron a la calle, ahora, ya no tiene dientes, y está ciego de un ojo, y sus huesos ya no resisten para ponerse en pie, es casi imposible que alguien le quiera dar un hogar, vive la historia de la mayoría de los perros que llegan a esa etapa.

La “Cenicienta” llegó con sarna y flaca, está en tratamiento, ya que acaba de tener a sus hijos; otra más era maltratada por su dueña, era como una “marimba” por todos sus huesos que se le veían, un día se le escapó y fue a dar al mercado, y cuando le preguntaron qué dónde estaba, sólo dijo, “ah, ya se perdió”, fue rescatada, y ahora luce mejor, al verla la que era su dueña, quería llevársela nuevamente.

Entre todos los perros pequeños de dos meses, hay una que llama la atención, es la que menos ríe, su rostro denota tristeza, preguntando cuál era la historia, hubiera una servidora mejor no haberlo hecho, ella con sus dos hermanos estaban siendo maltratados en el Fraccionamiento Santa Cruz, una llamada anónima alertó a la AC y de inmediato se dirigieron encontrando un charco de sangre, ya que fueron asesinados con unas piedras que les dieron en la cabeza, sólo la “Güera” se salvó, pero quedó deforme de su cráneo y ha pasado días internada para poder sobrevivir, ya que además no tiene apetito y parece que ahí en esa masacre donde murió su familia se le fue la vida.

Y así como estas hay muchas historias de tristeza y de dolor, ahora ya tienen un lugar donde los atienden, los cuidan, los bañan, les dan de comer, los curan, y sobre todo los aman, ahí en el refugio, pero atender a tantos no es posible, por eso se pusieron en adopción.

Hay mestizos, de raza, de todos los colores, y tamaños, todos comparten la misma misión de alegrar y cuidar un hogar donde sean respetados y amados.

Edith de Gómez, activista, señala que no sólo es adoptar, ellos le dan un seguimiento a los perros que se llevan, por eso, llenan un formato, y constantemente los vigilan, si alguien los maltrata, en automático, la AC los recogen y ponen en resguardo en el albergue.

El compromiso es que a los tres meses de que los adopten tienen que llevarlos a esterilizar al refugio, de hecho, el domingo 26 de marzo habrá una campaña intensa, que contará con el apoyo de médicos de la UV y la UPAV.

Indicó que el maltrato animal es en general no nada más se da a los perros de la calle sino de también los de raza; afortunadamente, dijo, que la población está denunciando esta situación.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here