Perdida la tradición de consumir carne blanca

Susana Arellano Narváez, Acayucan, Ver.- De unos cuatro a cinco años atrás se ha perdido la tradición del consumo de carne blanca en temporada de Cuaresma y principalmente en Semana Santa, coinciden comerciantes de mariscos en la ciudad.

Recuerdan con cierta curiosidad como se llenaban estos establecimientos de mariscos, que a partir del miércoles y jueves se abarrotaban, hasta formar grandes filas, y vaciar sus bandejas, y que muchos salían hasta molestos porque ya no alcanzaban el pescado o camarón.

Las señoras acudían con sus morrales pidiendo desde medio kilo hasta familias que compraban 4 o 5 kilos por eso de que llegaban sus familiares a acompañarlos en vacaciones de Semana Santa; eso representaban ganancias para estos comerciantes, que en esta temporada solían pedir desde un 25 a 50 por ciento de productos a la Central de Abastos, para tener clientes satisfechos.

Y aunque en años anteriores los comerciantes de mariscos competían al interior del mercado Miguel Alemán, hoy solo tres establecimientos quedan que se siguen manteniendo en la preferencia de los paladares de Acayucan, aunque va en disminución desde hace cinco años aproximadamente.

Aseguran que desde el inicio de la Cuaresma, el consumo de mariscos era constante, alcanzando su punto máximo de demanda el Miércoles, Jueves y Viernes Santo.

Hoy, con tristeza y preocupación miran sus bandejas que ya no están llenas como antes, y se encomiendan a Dios para que la próxima semana las cosas mejoren.

El precio de los mariscos se ha mantenido desde el año anterior, aunque en enero, apenas y dio un giro pequeño de 5 pesos para las mojarras grandes y medianas; lo demás se mantiene, y debido al panorama no  muy alentador, los comerciantes esperan que se mantengan porque de subirle sería más difícil su venta.

En este periodo lo más demandado es el camarón que el de mar anda en 170 pesos y el de río 150 pesos el kilogramo, en tanto que la mojarra grande anda en 60 pesos el kilogramo.

Los comerciantes de mariscos opinan que en la actualidad se ha perdido la tradición religiosa debido a que ahora las personas suelen comer lo que le alcanza el bolsillo, ya que la situación económica es algo inestable.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here