Ya no hay  atención en oficina de indígena

La CDI se va a la huelga;  el nuevo director como que no da el anch

Susana Arellano Narváez, Acayucan, Ver.- El próximo 30 de junio pudieran irse a huelga los empleados que se encuentran adheridos a la Sindicato Nacional de Trabajadores Indigenistas (SNTI)  en la sección 45 de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) en el Centro Coordinador de Acayucan.

Desde el pasado miércoles los sindicalizados colocaron cartulinas y mantas en el Centro Coordinador en demanda de una respuesta por parte del Gobierno Federal, para un aumento al salario de un 10 por ciento.

Juana Pérez Vidal, secretaria general de la Sección 45 del SNTI declaró “nosotros como trabajadores pedimos un incremento del 10 por ciento directo al salario; los trabajadores exigimos ser atendidos en nuestras demandas, mejoras económicas en las presentaciones del contrato colectivo de trabajo, alto a las violaciones al contrato colectivo de trabajo y atención al pliego petitorio”.

Al mismo tiempo que en los carteles exponen su repudio en contra de la aprobación de reformas de la ley laboral, donde señalan que se viola las garantías y derechos alcanzados con mucho esfuerzo.

Aunque los empleados trabajan de manera normal el plazo para que tengan respuesta es el próximo 30 de junio y se vence a las 24 horas, que de ser negativa para ellos podrían irse a huelga,

Los 10 empleados del sindicato portan un moño de listón rojo y negro, en señal de la prehuelga.

CAMBIO DE DIRECTOR

Por otro lado, al interior del Centro Coordinador se dio el cambio de director, dejando el lugar Guillermo Hernández Domínguez, después de 20 años de estar al frente del Centro Coordinador de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI).

Presumiblemente el cambio se dio antes del periodo electoral, y se desconoce si se encuentra en otras oficinas de la misma dependencia.

Por el momento ha quedado a cargo Juan Mariano Fernández Flores, quien estuvo en el Centro Coordinador de Santiago Sochiapa.

Guillermo Hernández Domínguez, dejó un legado de trabajo, ya que en todo el tiempo que estuvo en la CDI, logró aterrizar grandes apoyos para los indígenas de la sierra de Soteapan, proyectos productivos, logró luz en muchas comunidades y abrir caminos que les permitieron a los pobladores transitar en mejores condiciones y sacar sus cosechas para comercializarlas, la construcción de escuelas y aulas aunado a un trato ejemplar siempre en el ejercicio de sus funciones.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here