La obstétrica, otro tipo de violencia que sufren las mujeres

Susana Arellano Narváez, Acayucan, Ver.- Hoy se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer (o DIEVCM), aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución 54/134 el 17 de diciembre de 1999.

Durante el mes de noviembre y en especial en este día se hacen jornadas de capacitación y asistencia a las mujeres que son violentadas principalmente por el esposo, los hijos y por los jefes en el ámbito laboral.

Existen diversos tipos de violencia hacia la mujer desde la psicológica, sexual, patrimonial y económica, simbólica, acoso u hostigamiento, doméstica, laboral, mediática, institucional y la obstétrica.

El último tipo de violencia es un tema muy poco relevante, de acuerdo a lo que señala la doctora Jessica Zetina Colli, médico cirujano General y Colposcopista, con 19 años en el ejercicio de la profesión, dijo “es debido a que las mujeres no se manifiestan ante estos hechos, en varias ocasiones es porque la mayoría desconocen el tema o tienden a vincular cuestiones religiosas y culturales que les impiden tales manifestaciones por las transgresiones de las instituciones que atentan contra su vida. Sin embargo, estas problemáticas pueden ser prevenidas, si las políticas de las legislaciones se reforman de manera general en el país”.

Venezuela fue el primer país del mundo en el emplear el término “violencia obstétrica” en el  2007, dentro de “La ley orgánica sobre el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia”, seguida por Argentina en 2009 y los estados mexicanos de Durango, Veracruz, Guanajuato y Chiapas, en 2007, 2008, 2010 y 2012 respectivamente. En abril de 2014 en México también se aprobó modificaciones en varias leyes sobre violencia contra las mujeres para incluir la violencia obstétrica como una práctica punible.

De acuerdo a lo que señala la doctora Jessica Zetina Colli, la violencia contra la mujer constituye e implica una violación a los derechos humanos.

QUÉ ES LA VIOLENCIA OBSTETRICA

Dijo que se define como el maltrato que sufre la mujer embarazada al ser juzgada, atemorizada, vejada, lastimada física y emocionalmente, también se incluye el no ser respetada en sus decisiones. Es recurrente en los hospitales y se da en todas la esferas de la sociedad, esta violencia obstétrica también es violencia de género.

A través de la experiencia laboral que tiene, señaló que es común escuchar relatos de mujeres que evidencian situaciones de trato irrespetuoso, ofensivo o negligente durante el parto, es común que refieran maltrato físico, verbal, procedimientos médicos sin consentimiento o coercitivos (incluida la esterilización), falta de confidencialidad, incumplimiento con la obtención del consentimiento informado completo, negativa a administrar analgésicos, violaciones de la privacidad, rechazo a la admisión en centros de salud, negligencia durante el parto derivando a veces en consecuencias potencialmente mortales pero evitables.

Dentro del marco legal, expuso, que cuando se estudia la violencia obstétrica pueden combinarse varios delitos: institucional, psicológico, homicidio culposo, negligencia, imprudencia, impericia entre otros, el desconocimiento sobre el tratamiento técnico médico y técnico jurídico de la violencia conlleva a seguir cometiendo errores en la atención médica.

Expresó que por tal motivo es de suma importancia que el personal de salud, (no solo los médicos) deben de estar capacitado en todos sentidos, tener un trato de calidad –humanizante.

Enfatizó la especialista que falta mucho camino por recorrer para instaurar una cultura bajo los enfoques de  derechos humanos y de género en la atención de las mujeres en nuestras unidades de atención.

Compartir

Dejar una respuesta