¿CÓMO SABER SI TIENES VIH?

EN ESTADOS UNIDOS EL 21% DE LAS PERSONAS QUE TIENEN EL VIRUS, NO SABEN DE SU EXISTENCIA

La declaración de Charlie Sheen está en todos los noticieros: “Estoy aquí para admitir que soy HIV Positivo… no estoy del todo seguro cómo me contagié“.

Las opiniones en redes sociales no se hicieron esperar y se resumen a una pregunta: “¿cómo es posible que no supiera?”

La respuesta no puede ser muy obvia, según los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, siglas en inglés), quienes estiman que en los Estados Unidos hay 1.1 millones personas que son VIH positivas (VIH+). CDC calculan que de ese total, el 21 por ciento no saben que son VIH+. Estas personas a menudo se sienten bien y tienen una apariencia saludable, por lo que no reciben la atención médica adecuada. Al no saber que son VIH+, aumenta la posibilidad de transmitir el VIH a otras personas sin saberlo.

Una de las verdades más básicas sobre el VIH es que el sexo, la edad, la raza y el estado socioeconómico no importan cuando se considera la vulnerabilidad al VIH. Cualquier persona puede infectarse.

¿Cuáles son los síntomas del VIH?

En en el período inmediatamente posterior a la infección, no hay síntomas específicos. Dentro de las dos a cuatro semanas luego de la exposición al VIH, la persona podría tener síntomas similares a los de la gripe como son la fiebre, ganglios inflamados, dolor muscular, diarrea, fatiga o erupciones en la piel. En raras circunstancias, éstos ocurren dentro de los primeros días que siguen a la exposición.

Generalmente, estos síntomas desaparecen después de una o dos semanas. A menudo cuando ocurren, son tan leves que pasan desapercibidos, pero para algunas personas son lo suficientemente severos como para llamar al doctor.

Es importante tener en cuenta que estos síntomas son casi idénticos a los de otras enfermedades. Sheen dijo que las molestias comenzaron con un fuerte dolor de cabeza y una “enloquecedora” migraña. “Pensé que era un tumor cerebral y creía que estaba acabado“, contó.

Por eso hacerse la prueba es tan importante. Muy a menudo las personas que tienen síntomas se preocupan innecesariamente. Solamente, a través de la prueba del VIH, uno puede realmente saber si es o no VIH+. Todo lo demás son supocisiones y el VIH es un asunto demasiado importante como para estar adivinando al respecto.

¿Qué es una prueba del VIH?

La prueba del VIH muestra si alguien está infectado con el VIH; el cual es el virus que ataca al sistema inmunológico y causa el síndrome de inmunodeficiencia adquirida, más comúnmente conocido como SIDA. Hay varias pruebas diferentes que se pueden usar para determinar si eres portador del VIH. La primera prueba desarrollada para la detección inicial de la infección con el VIH: la prueba de inmuno absorbencia de union enzimática o, como es más comúnmente conocida ELISA o EIA (sigla en inglés), es la que se utiliza más frecuentemente.

Para hacer la prueba ELISA, generalmente se extrae sangre de una vena del brazo. El procedimiento no es más incómodo que una prueba típica de sangre. Para la mayoría de la gente, no es doloroso y la extracción de sangre se lleva a cabo rápidamente.

Si la prueba de ELISA fuera negativa, significa que no se hallaron los anticuerpos y el análisis del VIH está completo. Si la prueba de ELISA es positiva, el laboratorio querrá asegurarse de que el resultado no sea “falso positivo” (algunas partículas de la sangre pueden causar falsos positivos). Primero, podrían repetir la prueba de ELISA. Si vuelve a ser positiva, llevarán a cabo otra prueba llamada Western blot. Si ambas pruebas, ELISA y Western blot dan un resultado positivo, se confirma el diagnóstico de VIH y los resultados son enviados al profesional de la salud que ordenó la prueba.

Podría tomar de una a dos semanas, a partir de la extracción de tu sangre, para conocer los resultados de la prueba del VIH. Si bien pareciera que estás esperando por mucho tiempo, eso no significa que el resultado será positivo, ni que el laboratorio necesita hacer pruebas adicionales.

¿Cuándo deberías hacerte la prueba y cómo puedes asegurarte de que el resultado sea correcto?

El tiempo que el cuerpo demora en producir anticuerpos luego de que la infección ha comenzado se llama “período ventana”. Para la vasta mayoría de los que reciben un resultado positivo, los anticuerpos del VIH se desarrollarán dentro de las 4 a 6 semanas después del contacto. A algunos les tomará un poco más de tiempo desarrollar los anticuerpos. Para asegurarte de que estás recibiendo un resultado confiable, es necesario que esperes al menos tres meses (13 semanas) luego de haberte expuesto al virus por última vez, antes de hacerte la prueba.

Hacerse la prueba antes de los tres meses, podría conducir a un resultado confuso o falso negativo. Algunos centros de análisis recomiendan hacerce la prueba nuevamente a los seis meses. Mas de 99 por ciento del total de aquellos que recibirán un resultado positivo, lo harán dentro de los tres meses (la seroconversión es el desarrollo de anticuerpos del VIH en la sangre, como resultado de la infección). Es extremadamente raro que la seroconversión tome más de seis meses para desarrollar anticuerpos detectables.

Nunca habrá una prueba de diagnóstico que sea 100 por ciento segura, pero si después de un tiempo apropiado (por ej., 13 semanas luego de la posible exposición al virus), el resultado es negativo, puedes considerar dicho resultado como la confirmación de que eres VIH negativo.

(ESMÁS.COM)

Compartir

Dejar una respuesta