¿Por qué es tan satisfactorio exprimir granitos?

Sabes que está mal exprimirte los granos, pero sinceramente, es muy relajante. Hasta que al otro día, te miras al espejo y ves que sigue ahí pero más grande.

La boda de tu primo es en una semana y tienes un grano monstruoso justo en medio de la barbilla. Ya lo lavaste, lo limpiaste con agua tónica y con ese producto anti-acné que compraste en el super, pero sobre todo lo has estado picando y mucho.

Sabes que está mal exprimirte los granos, pero sinceramente, es muy relajante. Hasta que al otro día, te miras al espejo y ves que sigue ahí pero más grande. Y luego te lo exprimes otra vez, porque de por sí ya estás estresada por ese vestido rosa horrible que tienes que ponerte y porque vas a sentarte en la mesa de los bichos raros con la más molesta de tus tías.

Para colmo, el volcán que tienes en la barbilla ya empezó a expandirse y ahora tienes varios granitos alrededor como una bomba de bacterias. Para cuando el fotógrafo de la fiesta te pida que poses, esos granos estarán en su máximo esplendor.

Tu plan es seguir tratando de acabar con ellos durante la próxima semana para mantenerlos vacíos hasta el gran día, ponerte media botella de corrector para las fotos y luego lidiar con las consecuencias faciales una vez que tu primo y su pareja se vayan de luna de miel a Hawái.

¿Qué tan malo es exprimirte los granos?

No es bueno, pero probablemente ya lo sabías. Puede causarte una “inflamación peor, que te dure más tiempo, y que te queden cicatrices”, dice Tsippora Shainhouse, dermatóloga certificada e instructora clínica de dermatología pediátrica en la Universidad del Sur de California. La cicatrices pueden ser más frecuentes y notables en personas con tonos de piel más oscuros.

¿Qué pasa cuando te exprimes un grano?

“Los granos son esencialmente pequeños sacos debajo de la piel que están llenos de aceites naturales, células muertas de la piel y, a veces, bacterias y glóbulos blancos”, explica Shainhouse. “A veces, tienen una pequeña abertura en la superficie de la piel, un poro. Cuando exprimes la piel y “rompes” el grano, estás creando una rasgadura en la piel, que luego necesita sanar y puede dejar una cicatriz”. Agrega que si el grano reventado tiene bacterias que causan acné (formalmente conocido como Propionobacterium acnes), luego podría extenderse a los poros adyacentes cuando la pus salpica sobre la piel.

Así es como tu grano se convierte en varios.

Pero, ¿por qué se siente tan bien exprimir granos?

Exprimirse los granos le da a las personas una sensación de logro y hace que nuestro cerebro produzca esa deliciosa dopamina neuroquímica, dice Sanam Hafeez, psicóloga clínica y miembro de la facultad del Columbia University Teacher’s College, y eso es cierto sobre todo si eres alguien que resuelve problemas con un deseo de control.

Cuando te exprimes un grano, obtienes gratificación inmediata. “La dopamina se libera en el cerebro cuando sientes una sensación de logro. Es el centro de recompensa del cerebro. Ver que la pus, la sangre o el líquido provienen de un grano reventado hace que la persona se sienta realizada, como de ‘lo logré'”, dice. “Entonces tenemos una combinación de actividad cerebral. Primero, la ansiedad de “ay, no, me salió un grano” seguida del alivio físico cuando te lo exprimes y la sensación de calma y placer cuando desaparece”.

El problema es que exprimirte un grano puede empeorarlo, y eso puede hacer que regrese, entonces el ciclo de ansiedad vuelve a empezar. En casos severos, las personas que se exprimen mucho los granos pueden desarrollar una afección relacionada con el TOC llamada dermatilomanía o escoraciones neuróticas. La International OCD Foundation estima que el trastorno afecta a una de cada 20 personas y puede causar graves trastornos físicos, emocionales y psicológicos.

Y luego está la mujer que casi muere de encefalomalacia, daño cerebral asociado con el ablandamiento del tejido cerebral, porque no podía dejar de hurgarse la frente con una aguja de tejer. Para que conste, probablemente estarás bien, pero hay que dar la información completa para asustarte un poco.

¿Y si solo te los exprimes de vez en cuando y eres cuidadoso?

Depende. ¿Eres dermatólogo? ¿No? Entonces no lo hagas.

Entonces, ¿qué pasa si te los exprimes de todas formas?

Está claro que nadie lo recomienda, ¿verdad? Ok. Con el fin de disminuir los riesgos, Shainhouse nos ofreció esta guía detallada sobre cómo exprimirte un grano de la manera más segura posible.

1. Lava el área con agua y jabón para eliminar cualquier maquillaje o corrector.
2. Limpia el grano con alcohol para desinfectar la piel.
3. Lávate bien las manos para que sean menos las bacterias de los dedos y las uñas que entran en el área.
4. Toma una aguja o un alfiler y sumérgelo en alcohol para desinfectarlo (quemar la punta no necesariamente mata las bacterias).
5. Pincha la piel que recubre el área más “expuesta”, generalmente piel estirada sobre un bulto amarillo lleno de pus.
6. Usa dos Q-tips limpios y empuja hacia adentro desde los bordes externos de la lesión para eliminar la pus o los restos de sebo/células muertas de la piel. Intenta hacerlo de una vez para minimizar la irritación e incluso rasgar la piel circundante y suprayacente.
7. Considera la posibilidad de aplicar un poco de ungüento antibacteriano o crema para el acné en el sitio para prevenir infecciones y ayudar a que se cure.

Con información de vice.co.mx